Última hora

Última hora

Los mercados reaccionan con calma a la victoria de Syriza, a la espera de la negociación con Bruselas

Los mercados reciben con calma e incluso al alza la victoria del partido antiausteridad Syriza en Grecia. La única bolsa de la eurozona que cayó fue

Leyendo ahora:

Los mercados reaccionan con calma a la victoria de Syriza, a la espera de la negociación con Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

Los mercados reciben con calma e incluso al alza la victoria del partido antiausteridad Syriza en Grecia. La única bolsa de la eurozona que cayó fue la de Atenas, con un 3,2 por ciento negativo después de haber llegado a perder un cinco por ciento durante la jornada. Y los valores más castigados fueron los bancarios porque su cúpula debe ser renovada por el nuevo ejecutivo heleno.

“El hecho de que tengamos un Gobierno contribuye a que los efectos de la inestabilidad parece que hayan terminado, son buenas noticias”, se satisface el analista financiero griego Theodore Krintas, de Attica Bank. “Pero si la renegociación con la troika se alarga más de lo esperado, entonces creo que los mercados lo recibirán como un nuevo riesgo”.

De momento, índices como el Dax de Fráncfort subieron un 1,4 por ciento. Por encima del 0,9 del Eurostoxx50 de los principales valores europeos. El índice alemán está, además, en máximos históricos.

“Una segunda crisis del euro 2.0 no está en la agenda”, asegura el agente bursátil germano Stefan Bielmeier, del DZ Bank. “El armazón institucional es muy fuerte. Lo vemos por la reacción de los mercados. No hay peligro de contagio y lo vivimos relativamente relajados”.

Los inversores se fijan más en el reciente anuncio del Banco Central Europeo para una ‘expansión cuantitativa’, en la que el organismo debe empezar a comprar deuda de los Estados en el mercado secundario.

“Los esfuerzos de Syriza para calmar a los mercados parecen haber funcionado”, explica la periodista de economía de Euronews en Atenas Symela Touchtidou. “Los inversores se muestran prudentes y creen que hay pocas posibilidades de un choque frontal entre el nuevo Gobierno y la eurozona. Además, se estima que empieza una amplia discusión para el final de las políticas de austeridad”.