Última hora

Última hora

Sensores electrónicos para un máximo cuidado en el transporte de obras de arte

Leyendo ahora:

Sensores electrónicos para un máximo cuidado en el transporte de obras de arte

Tamaño de texto Aa Aa

“Narciso”, la obra maestra de Caravaggio, se prepara para un viaje. Al igual que muchas obras de arte clásico, esta pintura de finales del siglo

“Narciso”, la obra maestra de Caravaggio, se prepara para un viaje. Al igual que muchas obras de arte clásico, esta pintura de finales del siglo XVI va a ser transportada hacia otro museo, para una exposición temporal.”

Punto de vista

"Los sensores registran constantemente cada cambio, por mínimo que sea, y detectan eventuales choques durante el transporte."

Durante el traslado, un descuido momentáneo podría dañar el cuadro. Por eso la Galería Nacional de Arte Antiguo trabaja con ingenieros para probar una tecnología inteligente que ayude a no perder de vista objetos de valor incalculable.

Cinzia Ammannato es la Directora de la Galería Nacional de Arte Antiguo en el Palacio Barberini:

“Esta galería tiene una gran colección que arranca en el siglo XII. Muchas de nuestras obras son valiosísimas – y no sólo desde el punto de vista económico, como se puede imaginar, sino también cultural.”

A pesar de que casi nunca suelen producirse daños visibles durante el viaje, a los restauradores les preocupa el mínimo problema que pueda surgir a nivel microscópico, sobre todo si la obra de arte se expone a condiciones ambientales extremas.

El ingeniero e investigador Ugo Maria Colesanti dirige Sensing Systems:

“Estamos colocando estos sensores con un pegamento especial en las piezas de aluminio, que después se solidifica. Así podemos medir correctamente las vibraciones durante el transporte.”

Algunos de los sensores se colocan en la estructura del cuadro y otros en la caja para el transporte. Al comparar ambas mediciones comprobamos si el embalaje amortigua de manera eficaz los choques externos.

“Haga el tiempo que haga, la pintura dentro del camión debe estar protegida, de forma segura, ante vibraciones o cambios de temperatura y humedad. Los sensores inteligentes hacen un seguimiento durante todo el trayecto.”

Los sensores registran constantemente cada cambio, por mínimo que sea, y detectan eventuales choques durante el transporte.

Estos dispositivos inteligentes, desarrollados en la Universidad de Roma “La Sapienza”, utiliza poca energía y disponen de semanas e incluso meses de autonomía. Son muy resistentes y pueden utilizarse al aire libre.

Chiara Petrioli, profesora en la Universidad “La Sapienza” de Roma es coordinadora del proyecto GENESI:

“Esta tecnología tiene mucho potencial y puede utilizarse en situaciones diferentes, pues requiere niveles de energía muy bajos. Además de obras de arte se pueden controlar grandes estructuras, como túneles o puentes. Esa es otra aplicación que ha sido desarrollada”.

Después de seis horas de viaje, “Narciso” llega a su destino, a la famosa Basílica Palladiana en Vicenza, al noreste de Italia. La grabación muestra que no hubo problemas durante el trayecto. Estos datos pueden reducir los costos de los seguros, haciendo que el intercambio de obras de arte sea más asequible.

Elisabetta Giani es Física en el Instituto Superior para la Conservación y la Restauración, ISCR:

“El transporte de pinturas, terracota, estatuas y demás, es una actividad muy importante de nuestro ministerio. El año pasado trasladamos más de 6.000 obras de arte.”

Mientras los expertos inspeccionan la superficie de la pintura en busca de señales de improbables desperfectos, los ingenieros descargan la grabación para visualizar las incidencias durante el viaje.

Ugo Maria Colesanti es ingeniero en sistemas computacionales:

“Una vez que grabamos la información en el ordenador, podemos ver las curvas de temperatura y humedad durante el transporte. Aquí, por ejemplo, vemos que hubo un choque, pero el movimiento de la aceleración se amortigüó completamente dentro de la caja, lo que indica que el cuadro estaba correctamente aislado “.

Este equipo de ingenieros va a crear próximamente una aplicación compatible con teléfonos inteligentes con la que se podrán monitorizar los objetos transportados en tiempo real.

Para más información:

http://genesi.di.uniroma1.it/