Última hora

Última hora

Rusia, ¿del 'bono basura' a una suspensión de pagos?

Leyendo ahora:

Rusia, ¿del 'bono basura' a una suspensión de pagos?

Tamaño de texto Aa Aa

Llueve sobre mojado para la economía rusa, después de que la agencia Standard & Poor’s rebajara su nota soberana a la categoría de ‘bono basura’. El rublo vuelve al escenario negro de mediados de diciembre (este martes, cotizaba en cerca de 70 rublos por dólar y 78 por euro), la bolsa sigue bajando (el índice en dólares RTS perdió el lunes un 5%) y se teme nuevas fugas de capitales. Además, las empresas del país tienen ahora aun más difícil su acceso a financiarse en los mercados.

Stardard & Poor’s rebajó en un escalón a BB+ la nota de Rusia por el deterioro de su flexibilidad monetaria y la degradación de las perspectivas de crecimiento. El portavoz del Kremlin, Dmitri Psekov, denunció que era una decisión “orientada” por Estados Unidos y “no refleja la situación real”.

Desde el inicio de la guerra en el este de Ucrania y las sanciones occidentales consecutivas, la huida de capitales ha ido en aumento hasta totalizar en 2014 más de 150.000 millones de dólares.

De hecho, es como si Rusia viajara diez años atrás en el tiempo después de que en 2005 el país hubiera podido superar su última gran crisis y la misma Standard & Poor’s rescatara su nota soberana de la categoría de especulativa. Al enfrentamiento comercial abierto con los países occidentales, se añade ahora la caída en picado de los precios del petróleo y que supone, con el gas, la mayoría de sus ingresos públicos.

Natalia Marshalkovich, Euronews:
Tenemos de invitado a Alexander Knobel, jefe del departamento de comercio del Instituto para la Política Ecocómica Gaidar en Moscú. Standard & Poor’s degradó la nota soberana rusa al escalafón de ‘bono basura’ por primera vez en once años. ¿Qué quiero esto decir?

Alexander Knobel:
“Por supuesto que son malas noticias para la economía rusa. Pero los inversores lo esperaban de todos modos, porque las perspectivas de la economía ya eran negativas antes. El mercado de capitales está cerrado a las compañías rusas desde marzo-abril de 2014.

La degradación evidentemente cambiará el humor de algunos inversores, particularmente los que han construido carteras en la economía rusa. Esto les obligará a cambiar su estructura marchándose de este mercado.

Respecto a la inversión directa, la diferencia será grande. Lo que es importante para este tipo de operaciones es la situación económica en general y cuyo mal estado no es ningún secreto. El rublo ha perdido, solo en las últimas horas, entre un tres y un cinco por ciento”.

Euronews:
Igual que para las sanciones, esta degradación de la nota se quedará un tiempo y podría agravarse pronto. Con la calificación nacional de ‘bono basura’, ¿dónde pueden ir ahora las empresas para conseguir dinero para que, al menos, puedan pagar sus deudas?

Alexander Knobel:
“Depende de la empresa. Es verdad que las compañías rusas no pueden pedir prestado en los mercados internacionales para refinanciar sus deudas. Algunas que se hallan en una situación privilegiada, podrían lograr créditos accesibles y baratos con la moneda nacional y después convertirlos en dólares. O también podrían destinar una parte de sus ingresos en el extranjero a pagar sus deudas externas”.

Euronews:
En teoría, la rebaja de la nota quiere decir que Rusia se acerca al impago. No hablamos de ello ahora, ¿pero podría ser posible en el futuro?

Alexander Knobel:
“A medio plazo, todo es posible. Al menos, si los precios del petróleo se mantienen en niveles bajos y no hay cambios reales en la economía y las políticas presupuestarias. En este caso, a partir de 2016 o 2017 el riesgo de caer en suspensión de pagos podría convertirse en cierto. Pero en 2015 no debería haber ningún problema de impagos, creo. La deuda del Estado no es tan grande.

Evidentemente, están las compañías con grandes participaciones accionariales y que son mayoritariamente estatales. Hay una especie de carga para el sector público. Pero hablando de dinero para el resto de la economía y porque se espera una futura devaluación del rublo, existe la posibilidad de que este tipo de problemas con los préstamos a corto término puedan sortearse”.

Euronews:
¿Cree que la devaluación de rublo será clave?

Alexander Knobel:
“Sí, hablo también de la devaluación. Pero lo que pasará y los mecanismos que se utilizarán para afrontar la crisis dependen de dos factores que en estos momentos no se pueden precedir: los precios del petróleo y la situación de la política extranjera”.