Última hora

Última hora

REPORTAJE - Kramatorsk: entre las dos almas de Ucrania

Kramatorsk se encuentra a tan sólo 70 kilómetros de la autoproclamada República Popular de Donetsk. Fue ocupada por las milicias separatistas prorrusas en abril, antes de ser recuperada por el Ejércit

Leyendo ahora:

REPORTAJE - Kramatorsk: entre las dos almas de Ucrania

Tamaño de texto Aa Aa

Kramatorsk se encuentra a tan sólo 70 kilómetros de la autoproclamada República Popular de Donetsk. Fue ocupada por las milicias separatistas prorrusas en abril, antes de ser recuperada por el Ejército ucraniano en julio.

Lyudmila Sakhno, que regenta ahora un bar en la ciudad, teme que vuelvan los rebeldes:

“Durante la ocupación vivíamos escondidos al abrigo de las bombas. Había patrullas por toda la ciudad. Muchos civiles abandonaron la ciudad, y sus negocios. No había nada que hacer, así que tuvimos que irnos, porque no ganábamos lo suficiente para mantenernos.”

La ocupación fue también una de las razones que le llevó a Ludmila a separarse de su marido, quien reconoce que fue víctima de un lavado de cerebro:

“Nos dijeron que la República Popular de Donetsk traería cosas buenas, que el Gobierno (Ucrania) no era legítimo, que estábamos pagando demasiado dinero a sus arcas, pero que con ellos (con la República Popular) el dinero se quedaría aquí.”

Sergio Cantone, euronews:

“La mayoría de la población de Kramatorsk está hoy a favor del Gobierno de Kiev, incluídos los grupos que aún critican su actual política.”

En el lado de la resistencia prorrusa, los vecinos están más preocupados por la creciente crisis humanitaria que por los incesantes bombardeos:

“La situación humanitaria es terrible – una catástrofe diría yo-. Para empezar, Ucrania no permite el acceso aquí ni de medicinas ni de comida, nada…por eso ahora – yo diría – que sólo Rusia nos ayuda”, manifiesta uno de los vecinos.

La política de Kiev de exigir un permiso especial para viajar a las zonas de conflicto podría alejar aún más a una población ya devastada por meses de violencia.