Última hora

La policía de Kosovo utilizó gases lacrimógenos y cañones de agua el pasado martes para dispersar a miles de manifestantes que exigen la dimisión de un ministro de la minoría serbia que, según ellos, insultó a un grupo de víctimas de la guerra. Se trata del peor brote de violencia desde la independencia en 2008 de Serbia.

Más No Comment