Última hora

Última hora

Francia lucha contra el reclutamiento de yihadistas con sus mismas armas

Leyendo ahora:

Francia lucha contra el reclutamiento de yihadistas con sus mismas armas

Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno francés acaba de publicar una impactante campaña publicitaria en la que intenta desmontar los mensajes con los que los yihadistas captan a jóvenes a través de Internet para convertirlos en militantes y, en el peor de los casos, combatientes.

El vídeo, que se activa automáticamente y en pantalla completa al visitar la página www.stop-djihadisme.gouv.fr utiliza capturas de pantalla de sitios web y páginas de redes sociales islamistas, con una música que recuerda a las utilizadas por las redes yihadistas y una estética muy similar.

Simulando la recepción de un mensaje en Facebook, va desmontando algunos de los argumentos de los yihadistas, en ocasiones con imágenes tan violentas como las que utilizan los propios terroristas.


#Stopdjihadisme : Ils te disent… par gouvernementFR



Las imágenes acompañan a unas directas frases escritas en pantalla:

Te dicen “Sacrifícate a nuestro lado, defenderás una causa justa”

En realidad descubrirás el infierno sobre la tierra y morirás solo, lejos de tu hogar

Te dicen “Ven a fundar una familia con uno de nuestros héroes”

En realidad criarás a tus hijos en la guerra y el terror

Te dicen “Únete a nosotros y ven a ayudar a los niños sirios”

En realidad serás cómplice de una masacre de civiles

Te dicen: “Vives en un mundo de infieles impuros, la verdad está aquí”

En realidad, como solas verdades descubrirás el horror y el engaño

Los discursos de reclutamiento de yihadistas provocan nuevas víctimas cada día

#STOPDJIHADISME

Francia se toma muy en serio la lucha contra las redes de reclutamiento de combatientes para el grupo Estado Islámico, especialmente tras los atentados contra la revista Charlie Hebdo.

EUROPACOMBATIENTES EXTRANJEROS

La tabla muestra cuantos ciudadanos han abandonado países europeos para luchar en Siria e Irak. Cifras de 2013 y 2013.

Dic 2013Dic 2014*Per capita**% cambio*
Francia4121,20018.3+ 191.2
Reino Unido3666009.3+ 63.9
Alemania2406007.4+ 150
Bélgica29644039.4+ 48.6
Holanda15225014.9+ 64.4
Dinamarca8415026.7+ 78.6
España951002.14+ 5.3
Suecia8718018.8+ 106.9
Austria6015017.7+ 150
Italia50801.3+ 60
Noruega406011.7+ 50
Finlandia207012.9+ 250
Irlanda26306.5+ 15.4
Suiza1404.9+ 3,900
Total1,9293,950+ 104.8
  • * Datos recogidos en la segunda mitad de 2014. Cifras estimadas
  • ** Per capita: combatientes extranjeros por millón de habitantes.
  • Fuente: The International Centre for the Study of Radicalisation.

El semanario le Nouvel Observateur publicaba el pasado octubre el escalofriante relato de una joven de 15 años, interceptada cuando se disponía a viajar a Siria donde iba a casarse con un militante del grupo Estado Islámico.

Todo empezó con un mensaje en Facebook en el que la joven decía no sentirse bien. Después, comenzaron a llegarle mensajes de militantes islamistas que le proponían darle un nuevo sentido a su vida… Y llegaron a organizar su viaje a Siria.

Sólo un ejemplo de los métodos utilizados por el grupo Estado Islámico para captar a cada vez más jóvenes europeos.

Según las estimaciones publicadas por el Centro Internacional Para el Estudio de la Radicalización (ICSR) el número “combatientes” europeos se ha multiplicado por dos en 2014 con respecto al año anterior.

La página web www.stop-djihadisme.gouv.fr propone un número de teléfono y un formulario para denunciar comportamientos sospechosos, pero también un “descodificador” para desmontar los eficaces métodos de propaganda de los islamistas y hasta un gráfico en el que se explican los primeros “síntomas” de radicalización.


En el gráfico se apunta a

  • La desconfianza en las antiguas amistades
  • Rechazo a los miembros de la familia
  • Cambio brutal de hábitos alimenticios
  • Abandono de los estudios (porque la educación “forma parte de la conspiración”)
  • Dejan de escuchar música porque les desvía de su misión
  • No ven la televisión ni van al cine porque ven imágenes que “están prohibidas”
  • Abandonan las actividades deportivas porque son mixtas
  • Cambian de vestimenta (especialmente para las chicas)
  • Frecuentan asiduamente sitios web y redes sociales de carácter radical o extremista