Última hora

Última hora

HRW 2014: El recorte de derechos en nombre de la seguridad puede agravar el problema

Human Rights Watch (HRW) vuelve a pintar un panorama del mundo sombrío en su informe 2014. Para la ong, que analiza la situación en 90 países, el año

Leyendo ahora:

HRW 2014: El recorte de derechos en nombre de la seguridad puede agravar el problema

Tamaño de texto Aa Aa

Human Rights Watch (HRW) vuelve a pintar un panorama del mundo sombrío en su informe 2014. Para la ong, que analiza la situación en 90 países, el año pasado puso, como nunca a prueba.el respeto de los derechos humanos.

El ascenso del autoproclamado Estado Islámico es uno de los principales retos actuales. La organización constata que principalmente en Irak, sus militantes esclavizan, casan a la fuerza y violan a mujeres y niñas, mientras que en Siria, Irak y Argelia decapitan aperiodistas y trabajadores humanitarios. Pero señala también que el movimiento Estado Islámico no surgió de la nada: además del vacío de seguridad dejado por la invasión estadounidense de Irak (en 2003), las políticas sectarias y abusivas de los gobiernos de Irak y Siria ante la indiferencia internacional, han sido caldos de cultivo inmejorables para atizar los extremismos.

Una dinámica similar a la que podría crearse en Nigeria, donde las violaciones de los derechos humanos tienen repercusiones directas en el conflicto. Por ejemplo las detenciones masivas por parte del Ejército de hombres y niños sospechosos de apoyar o pertenecer al grupo extremista islámico Boko Haram.

Dicha deriva puede acabar subordinando derechos fundamentales a leyes de seguridad dictadas, entre otras cosas, para protegerse de la violencia yihadista. Pero la organización señala que para ganarse a la población civil, se debe investigar los presuntos abusos del ejército de forma transparente y sancionar a los culpables.

El auge de los extremismos islámicos no es el único reto que recoge el informe: El conflicto armado entre los rebeldes apoyados por Rusia y las fuerzas del gobierno de Kiev en el este de Ucrania también está teniendo un impacto devastador sobre la población civil.

Tampoco Europa sale bien parada: la ONG que califica de “decepcionante” la labor de la UE en la protección de los derechos de los inmigrantes. Afirma que “sigue siendo un lugar de exclusión, discriminación y sufrimiento para muchas personas” y que “los líderes de la UE estuvieron dispuestos en 2014 con mucha frecuencia a dejar de lado los derechos humanos en sus países cuando les parecía conveniente, “

La crítica se amplía a gobiernos de todo el mundo, que según la organización, están cometiendo el inmenso error de hacer caso omiso de los derechos humanos; la guía moral más eficaz en tiempos turbulentos. Violarlos puede provocar o agravar los graves retos de seguridad que existen en la actualidad.