Última hora

Última hora

Ucrania, escenario de los peores combates desde el alto el fuego

Son imágenes sobrecogedoras del ataque con artillería contra la ciudad de Mariúpol, en el este de Ucrania, el sábado 24 de enero. Al menos 31

Leyendo ahora:

Ucrania, escenario de los peores combates desde el alto el fuego

Tamaño de texto Aa Aa

Son imágenes sobrecogedoras del ataque con artillería contra la ciudad de Mariúpol, en el este de Ucrania, el sábado 24 de enero. Al menos 31 personas murieron y ciento diecisiete resultaron heridas según Kiev, cuando los proyectiles impactaron en al menos tres barrios residenciales de la ciudad, dañando varios inmuebles, entre ellos un colegio y un mercado de abastos.

Según la OSCE, los disparos procedían de zonas controladas por los separatistas prorrusos.
En el mismo sentido, Kiev culpó inmediatamente del ataque a los militares rusos y a los milicianos, dijo, a sus órdenes. Un extremo desmentido por los separatistas que negaron su participación en el ataque.

La semana pasada se produjeron los peores combates en Ucrania desde la firma del alto el fuego hace cinco meses. Hasta los hospitales se han convertido en objetivos de la artillería de ambos campos, como aquí, en Horlivka el 26 de enero.

Los feudos de los rebeldes separatistas, Donetsk y Lugansk, también fueron bombardeados durante todo el lunes pasado. Kiev reconoció oficialmente la muerte de 11 de sus soldados entre el 25 y el 26 de enero.

Completamente rodeada por la línea del frente, Debáltsevo ha sido escenario de los combates más encarnizados. La ciudad más codiciada por los rebeldes es un centro ferroviario por donde pasa una autopista que podría establecer un vínculo crucial entre los insurgentes de Donetsk y Lugansk. Bajo el fuego de artillería de ambos bandos, la localidad se está quedando desierta.

En Lysychansk, en el oeste de Lugansk, la Guardia Nacional se ha movilizado para robustecer la capacidad ofensiva del ejército ucraniano.

El martes 27, reforzaban las trincheras de cara a un inminente ataque rebelde. Ese mismo día murieron nueve soldados ucranianos.

También la ciudad de Popasna, con cerca de 22.000 habitantes y controlada por Kiev, fue atacada por los rebeldes separatistas. Dos civiles murieron en el bombardeo y de 4.000 a 5.000 personas tuvieron que ser evacuadas.

El viernes 30, al menos siete personas fallecieron como consecuencia de un bombardeo contra Donestk que alcanzó un centro cultural y a un trolebús según el Gobierno separatista de la ciudad.
Ese mismo día, Kiev confirmó la muerte de cinco de sus uniformados.

El mes de febrero comenzó con tanques del ejército ucraniano disparando contra posiciones rebeldes en la región de Lugansk. Una jornada negra para el Ejército, ya que 13 soldados ucranianos cayeron en combate.

El domingo en Debáltsevo los rebeldes causaron la muerte de otras siete personas según el ministerio del Interior ucraniano. Desde principios de 2015, 118 civiles, entre ellos, 7 niños, han muerto en Donbás; y sólo la semana pasada, 2.240 personas fueron evacuadas de la zona de guerra según el Consejo de Seguridad y Defensa de Kiev.