Última hora

Última hora

El Túnez democrático, principal vivero de yihadistas que viajan a Siria e Irak

El avance del grupo Estado Islámico en Siria e Irak no sería posible sin la llegada de islamistas de países de todo el mundo. Paradójicamente, el

Leyendo ahora:

El Túnez democrático, principal vivero de yihadistas que viajan a Siria e Irak

Tamaño de texto Aa Aa

El avance del grupo Estado Islámico en Siria e Irak no sería posible sin la llegada de islamistas de países de todo el mundo. Paradójicamente, el país de donde salen más combatientes es Túnez, que es donde la Primavera Árabe ha funcionado mejor. Marwan, el mejor amigo de Ibrahim Ben Abdelrahman se sumó a la Yihad:

Ibrahim Ben Abdelrahman:
“Empezó a seguirles, sobre todo a Jabhat al-Nusra, del grupo Estado Islámico en Siria y prácticamente se convirtió en uno de ellos. Empezó a comportarse como uno de esos musulmanes que acusan a los demás de apostasía. En cuanto hablábamos con él, todo estaba prohibido, decía que no a todo, no se podía discutir con él.”

Según las últimas cifras, hay más de tres mil tunecinos combatiendo en Siria e Irak. Una de las claves reside en las promesas que les hacen, que van desde dinero a mujeres.

Dr. Alaya Allani. Profesor de Historia en la Universidad de Túnez y especialista en movimientos islámicos en el Norte de África:
“Hay un lavado de cerebro en el plano ideológico, pero también les hacen promesas, les dicen por ejemplo que se van a hacer ricos en Siria.”

La nueva libertad ganada con la Primavera Árabe ha permitido a los grupos yihadistas reclutar militantes con mayor facilidad que durante la dictadura. Ibrahim Abdelrahman recuerda la operación seducción que lanzaron los salafistas en 2000 y que se intensificó tras la revolución.

Ibrahim Ben Abdelrahman:
“La gente que Marwan veía bebiendo no eran los que viajaban con él, sino los que les entrenaban y los líderes del grupo. Se justificaban diciendo que tenían que hacerse pasar por gente normal. Decían que había que tener una vida normal, para que no se supiese que entrenaban combatientes. Ocultaban hasta que eran musulmanes practicantes.”

El hermano de Mehdi Akkari, Youssef, murió en Siria poco después de sumarse a la yihad. Para él, la actitud de las fuerzas del orden tunecinas contribuyeron a agravar el problema más que a solucionarlo.

Mehdi Akkari. DJ:
“La policía tunecina le acosó, de alguna manera lo que querían era librarse de él, que se fuera. No saben como gestionar las cosas, tienen miedo de los yihadistas.”

Dr. Alaya Allan: “Buena parte de los jóvenes que se van del país no consiguen volver porque hay una ley que les criminaliza, por tanto, esas personas optan por quedarse o irse a otros países como Libia e Irak.”

Los tunecinos han aprobado su primera constitución democrática y celebrarán pronto las segundas elecciones libres desde el derrocamiento de Ben Ali.

Para los líderes de Ennahda, el principal partido islamista del Parlamento tunecino, el problema es que sin desarrollo social, la democracia no sobrevive.