Última hora

Última hora

A los bancos griegos ya solo les queda la liquidez de urgencia del BCE

Leyendo ahora:

A los bancos griegos ya solo les queda la liquidez de urgencia del BCE

Tamaño de texto Aa Aa

Los bancos griegos, en las cuerdas por el bloqueo de la fuente de financiación principal del Banco Central Europeo (BCE). El sistema bancario heleno, que es prácticamente el único que sigue comprando bonos del Estado, solo puede acudir ahora a la Liquidez de Urgencia (ELA) del propio BCE. La decisión del organismo de Fráncfort de dejar de aceptar los bonos públicos griegos como garantía les aparta de los actuales préstamos más baratos a largo plazo (0,05%).

Eso sí, les queda la liquidez de urgencia habilitada para estos casos, pero que tiene unos intereses más caros (1,55%). Una fuente bancaria manifestó que el BCE tiene a disposición 60.000 millones de euros dentro de la ELA. En enero, las entidades helenas habrían reclamado 5.000 millones de euros de este fondo.

Como reacción, los ciudadanos griegos han continuado acudiendo en masa a los cajeros automáticos para retirar su dinero.

“El BCE esconde su juego”, afirma el agente bursátil alemán Robert Halver, del Baader Bank. “No quiere convertirse en un daño colateral, entre los griegos y sus deseos y los políticos europeos mientras los acreedores siguen sin solución. Es una advertencia y un mensaje claro: pónganse de acuerdo. No estamos preparados para ello”.

Por este mismo motivo, los valores bancarios en la bolsa de Atenas perdieron más del diez por ciento en la sesión del jueves. Ya no hay nuevos accionistas que quieran apostar por ellos. Simultáneamente, los bonos helenos a tres años en el mercado secundario se dispararon hasta casi el veinte por ciento durante la jornada para acabar en el dieciséis.