Última hora

Última hora

El reciclaje del agua del espacio llega a la Tierra

Leyendo ahora:

El reciclaje del agua del espacio llega a la Tierra

Tamaño de texto Aa Aa

En el espacio los astronautas pasan largos períodos de tiempo sin un suministro de agua fresca. Flotando en una cápsula en el espacio exterior, se

En el espacio los astronautas pasan largos períodos de tiempo sin un suministro de agua fresca. Flotando en una cápsula en el espacio exterior, se lavan y beben de la misma fuente reciclando continuamente. ¿Entonces por qué, se preguntó el diseñador industrial sueco Mehrdad Mahdjoubi, no se hace lo mismo en la Tierra?

Esta es la idea detrás de la ducha OrbSys, un sistema de purificación de alta tecnología que recicla el agua mientras uno se lava. ¿Cómo funciona? Al igual que en las duchas del espacio utiliza un sistema de circuito cerrado: el agua caliente cae del grifo hacia el desagüe y es instantáneamente potabilizada; luego se bombea de nuevo a través de la ducha. Como el proceso es muy rápido, el agua permanece caliente y sólo necesita ser recalentada muy ligeramente.

“Tras recogerse el agua en el desagüe, esta es analizada y la bomba de ducha la dispara a través de nuestro sistema de purificación que consiste en microcápsulas que quitan las partículas más grandes. Entonces llega a las nanocápsulas, que quitan todos los contaminantes más pequeños, asegurándose de que el agua que llega al usuario desde el circuito de reciclado siempre es cristalina y agradable para la ducha”, explica Mahdjoubi.

Mehrdad Mahdjoubi asegura que la ducha por reciclaje de agua es la ducha del futuro y que permite un ahorro de agua de hasta el 90 por ciento; un ahorro de energía de hasta el 80 por ciento y al mismo tiempo que aumenta la comodidad y la higiene.

“Nuestro mercado”, dice Mahdjoubi, “es cualquier persona que se ducha, en realidad, y el mayor beneficio lo tendrá el segmento de mercado donde el consumo de agua es el más alto, como balnearios, gimnasios, centros deportivos… Además de los hogares, donde el consumo de agua y los precios son altos”.

Incluso si su ducha diaria sólo dura cinco minutos, una ducha mal diseñada puede utilizar hasta 70 litros de agua. La higiene personal, de hecho, constituye la mayor parte del consumo de agua de los europeos. Es por eso que esta tecnología tiene un futuro muy prometedor.