Última hora

Última hora

Hirscher y Küng, reyes en supercombinada y descenso

Bienvenidos a ‘Gravity’, nuestro espacio semanal dedicado al esquí alpino. Este domingo se ha disputado la supercombinada en los campeonatos del

Leyendo ahora:

Hirscher y Küng, reyes en supercombinada y descenso

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a ‘Gravity’, nuestro espacio semanal dedicado al esquí alpino. Este domingo se ha disputado la supercombinada en los campeonatos del mundo que tienen lugar en Colorado. El noruego Kjetil Jansrud ha sido el más rápido en el descenso. Veamos si ha conservado la primera plaza tras la disputa del eslalon.

Si las cosas empezaron bien para Jansrud, terminaron mejor para Marcel Hirscher. El austriaco, trigésimo en el descenso, realizó una gran remontada en el eslalon para proclamarse campeón de la supercombinada en la estación de Beaver Creek.

Hirscher, que logra su segundo título mundial, ha superado al noruego, segundo a 19 centésimas. La tercera posición ha sido para el estadounidense Ted Ligety, que defendía el título conseguido hace dos años en los campeonatos del mundo de Schladming, Austria.

La prueba reina fue para King Küng. El suizo se convirtió en campeón del mundo de descenso a pesar de no saber si podría tomar la salida al llegar a Beaver Creek. De hecho Küng obtuvo su plaza en el equipo suizo al término de los entrenamientos. Les mostramos su triunfo en imágenes.

Ni Kjetil Jansrud, ni Aksel Lund Svindal. La medalla de oro en descenso fue para el sorprendente Küng, que se impuso al estadounidense Travis Ganong y al también helvético Beat Feuz.

El esquiador de 31 años, que suma cinco podios y dos victorias en la Copa del Mundo, se subió al escalón más alto del podio tras alcanzar una velocidad máxima de descenso de 123 kilómetros por hora.
Los favoritos Svindal y Jansrud solo pudieron ser sexto y decimoquinto respectivamente.
El austríaco Matthias Mayer, campeón de la disciplina en los Juegos de Sochi, fue duodécimo.

Bode Miller fue víctima de una espectacular caída en el supergigante que ganó Hannes Reichelt. Lesionado de gravedad en su pierna derecha, el veterano estadounidense disputó en Beaver Creek su primera carrera de la temporada y quizás la última como profesional. Sería un triste final para un esquiador genial que merece un sitio en nuestro espacio ‘Skiing past’.

Nos remontamos al 24 de octubre de 2004. Bode Miller ganó el gigante inaugural en las alturas de Sölden. Se colocó líder de la Copa del Mundo y confirmó su dominio imponiéndose en el descenso y el supergigante de Lake Louise. Mantuvo la primera plaza en la clasificación general durante todo el invierno, una proeza que solo había conseguido Karl Schranz e Ingemar Stenmark. El ‘chico de Franconia’ ganó otro Globo de Cristal en 2008, pero dio mucho de qué hablar, sobre todo, por sus polémicas declaraciones sobre el alcohol y el dopaje y por su atípico estilo de vida con sus viajes en autocaravana

Empate entre Anna Fenninger y Tina Maze tras la disputa del supergigante y del descenso. Una medalla de oro y otra de plata para la austriaca, igual que la eslovena. Franck Piccard, que subió al podio en cuatro ocasiones entre Juegos Olímpicos y campeonatos del mundo, nos cuenta el secreto para triunfar en el día señalado.

“La preparación se lleva a cabo como en una carrera normal, pero no se debe considerar como una carrera normal. Esa es la principal dificultad”, dice Piccard. “La pista es la misma, es como si se compitiera en la Copa del Mundo, pero hay que dar un plus de intensidad, de presencia para que ese día el esquiador dé la sensación de que va a hacer la carrera del siglo. Se prepara como si fuera una más, pero se vive como una grandísima prueba”, concluye el exesquiador.

Volveremos el próximo domingo con una nueva edición de ‘Gravity’. Antes hacemos una parada en los campeonatos del mundo de freeride, con las pruebas que se han disputado este domingo en el principado de Andorra y que han ganado la estadounidense Jacqueline Pollard y el francés Arthur Raskin. ¡Esto es snowtime!