Última hora

Última hora

Buques sin malos humos

Leyendo ahora:

Buques sin malos humos

Tamaño de texto Aa Aa

“¿Podrá en el futuro el gas natural alimentar los enormes motores de grandes cruceros y barcos de cargo? ¿Y cuáles son sus ventajas y sus eventuales

“¿Podrá en el futuro el gas natural alimentar los enormes motores de grandes cruceros y barcos de cargo? ¿Y cuáles son sus ventajas y sus eventuales inconvenientes?”

En Copenhague, en este laboratorio de investigación, han desarrollado un nuevo motor para buques.

Este motor funciona con diesel y gas natural licuado, y ha sido diseñado para reducir las emisiones de gases como el dióxido de carbono o el óxido de nitrógeno.

Según los científicos de este proyecto europeo, el funcionamiento de este motor apenas se diferencia del de un motor diesel normal.

Michael Johnsen Kryger, Ingeniero Mecánico en MAN Diesel & Turbo:

“La tripulación tendrá pantallas adicionales para monitorear en el panel de operaciones. La única función extra que tendrá que controlar es en qué momento inyectar gas al motor.”

El gran desafío, según los investigadores, ha sido el de desarrollar nuevos componentes a apartir de nuevos materiales para garantizar la seguridad del motor.

“El gas está bajo una presión de unos 300 bares, prosigue el ingeniero Michael Johnsen Kryger. Tenemos un sistema de doble pared que consiste en un tubo interior y un tubo exterior. El tubo exterior se ventila y desde aquí monitoreamos el flujo, controlamos el gas, y podemos observar si hay cualquier fuga en el sistema.”

¿Y cómo pueden los científicos saber qué está ocurriendo aquí dentro durante la combustión? A continuación la respuesta de Johan Fredrik Hult, Ingeniero Óptico en MAN Diesel & Turbo:

“Utilizamos cámaras de alta velocidad como ésta, junto con un endoscopio para observar dentro del motor. Ahora entendemos mejor cómo el gas natural, que viene a alta presión, entra en ignición al contacto con el diesel en el motor. Y esto, por supuesto, nos permite optimizar por ejemplo el control del tiempo, la disposición geométrica de los diferentes inyectores con el fin de encender el gas de la forma más eficaz posible.”

El sector marítimo está constantemente sometido a regulaciones ambientales cada vez más estrictas, por lo que equipar los buques con este motor puede ser una inversión responsable. Más de un centenar de motores de este tipo han sido vendidos a los armadores para equipar sus flotas.

Peter Andersson, jefe de gestión de la naviera UECC habla de una visión a largo plazo:

“Hay que tener una perspectiva global y a largo plazo. Tenemos buques que van a operar entre 25 y 30 años. Además, en este ecosistema, no deben utilizarse combustibles pesados que normalmente tienen un alto contenido de azufre. Desde ese punto de vista todos salimos ganando.”

Los investigadores tratan ahora de extender el uso de esta tecnología más respetuosa con el medio ambiente. Pero para que los barcos funcionen exclusivamente con gas natural, se necesitan las infraestructuras y el apoyo del mercado.

Lars R. Juliussen, coordinador del proyecto Helios nos explica cómo podría desarrollarse este sector en las próximas décadas:

“Primero hay que ver si los sistemas de suministro y de abastecimiento de combustible de gas natural licuado están disponibles a gran escala. Cuando sea así y tengamos un suministro seguro y una estructura de precios estable entonces este sector se orientará hacia una situación en la que predomine el gas al cien por cien “.

Cerca del 99% de las flotas comerciales del mundo funcionan con diesel. Por lo que, los científicos concluyen, el motor a gas natural es un interesante mercado potencial.

Para más información:

www.helios-fp7.eu