Última hora

Última hora

Acuerdo de Minsk: un pacto necesario y frágil

Incertidumbre sobre el acuerdo alcanzado en Minsk. Expertos y diplomáticos coinciden en que el alto el fuego, aunque necesario, es demasiado frágil

Leyendo ahora:

Acuerdo de Minsk: un pacto necesario y frágil

Tamaño de texto Aa Aa

Incertidumbre sobre el acuerdo alcanzado en Minsk. Expertos y diplomáticos coinciden en que el alto el fuego, aunque necesario, es demasiado frágil. La maratón negociadora que culminó el jueves no ha calmado la suspicacias del bando ucraniano.

“Si hablamos de confianza, mi respuesta es la siguiente: creo en los líderes europeos y creo que tenemos un problema de confianza con Rusia”, decía el presidente ucraniano Petró Poroshenko.

El hombre que representa todas las sospechas desde el inicio del conflicto, Vladímir Putin, se ha mostrado optimista ante lo acordado pero los líderes europeos dudan que sus concesiones no hayan sido forzadas por la amenaza de nuevas sanciones que debiliten más la economía rusa.

“Hemos llegado a un acuerdo con el presidente Poroshenko para preparar a nuestros expertos militares y que supervisen lo que está pasando allí”, declaraba Putin tras la firma del acuerdo.

A partir de la medianoche del sábado el alto el fuego entra en vigor y los próximos días serán claves para analizar el alcance de la tregua. Según el acuerdo de Minsk, los dos bandos tendrán que retirar el armamento pesado en el este del país y establecer una zona desmilitarizada. Para ello, las tropas ucranianas tendrían que abandonar el terreno controlado por los separatistas prorrusos.

La ciudad de Deváltsevo está rodeada por 8.000 soldados ucranianos y en los combates del jueves han muerto unas nueve personas.