Última hora

Última hora

Syriza: ¿cómo salir del infierno de la austeridad?

Durante más de un año, estas señora de la limpieza han sido el símbolo de las injusticias de la austeridad. Empezaron a protestar al quedarse sin

Leyendo ahora:

Syriza: ¿cómo salir del infierno de la austeridad?

Tamaño de texto Aa Aa

Durante más de un año, estas señora de la limpieza han sido el símbolo de las injusticias de la austeridad.

Punto de vista

Syriza tiene el potencial de ser diferente. Pero les será complicado hacer borrón y cuenta nueva y sobre todo ser libres e independientes.

Empezaron a protestar al quedarse sin trabajo tras los recortes presupuestarios del Ministerio de Finanzas que se estimaron necesarios para cumplir con el plan de rescate de 240 mil millones de euros.

Barrer las injusticias

Han acampado durante meses ante el Ministerio de Finanzas para exigir sus empleos. Y votaron por Syriza, que había prometido volver a contratarlas. Con la promesa de corregir errores e injusticias que muchos griegos sienten que han sufrido.

Sophia Tsagaropoulou, señora de la limpieza:

“La gente ha tenido que pagar durante cinco años por una crisis de la que no era responsable. Quienes ganaban mucho dinero, siguieron ganando mucho dinero e incluso más. Pero las clases medias y bajas, que no tenían la culpa de nada, se les hizo pagar. Este país se ha desmoronado y ha pasado de ser un paraíso a ser un infierno.”

El infierno de la austeridad

Pero, ¿cómo salir de este infierno provocado por las medidas de austeridad? Esta es la difícil tarea que le espera al gobierno de Alexis Tsipras y a su partido Syriza, de izquierda radical, que ha llegado al poder con la promesa de borrar la miseria que se le achaca al rescate de la UE y el FMI.

Desde su victoria en las elecciones del mes pasado, todas las miradas de los responsables políticos de Europa están puestas en Tsipras y en su nuevo gobierno, preguntándose ¿cómo van a hacerlo?¿Cómo van a encontrar el dinero para borrar una deuda que representa alrededor del 176 por ciento del PIB?¿Cómo cambiar un país donde uno de cada cuatro griegos está en paro?

Donde la economía se ha reducido en un 25 % en los últimos cinco años dejando a Grecia en la peor recesión desde la Gran depresión de 1930.

Prioridad nº1: luchar contra la evasión fiscal

Tsipras se ha comprometido a acabar con las “injusticias de la austeridad” mediante la lucha contra la evasión de impuestos, que la OCDE estima en 20.000 millones de euros en ingresos fiscales perdidos cada año.

Pero, ¿cómo recaudar impuestos en un país en el que la evasión fiscal es considerada por algunos “deporte nacional”?

Harry Theoharis, hoy miembro del Parlamento por el partido To Potami, era el máximo funcionario de Hacienda en Grecia. A pesar de haber modernizado el sistema de recaudación fiscal dimitió el pasado junio.

“Decidí dimitir porque las prioridades del gobierno tomaban un giro populista, lo que hacía cada vez más difícil mi trabajo. Por poner un ejemplo, antes de las elecciones generales, para aligerar las medidas fiscales a los ciudadanos que debían impuestos, en lugar de tomar medidas de confiscación para obligarles a pagar o en vez de tomar medidas más radicales, nos pedían ser más indulgentes…”

Aunque Theoharis respeta la determinación de AlexisTsipras, considera que el nuevo primer ministro subestima la complejidad de lo que le espera.

“Syriza tiene el potencial de ser diferente. Aún no tienen los mismos vínculos, pues no llevan mucho tiempo en el poder. Pero en mi opinión, pasarán por momentos difíciles, les será complicado hacer “borrón y cuenta nueva” y sobre todo ser libres e independientes ante todo tipo de ataduras.”

Críticas al sector público

El sector del transporte marítimo en Grecia ha sido siempre una de las claves económicas del país. Representa el 8% del PIB y medio millón de puestos de trabajo. Sin embargo, evoca también la imagen de los oligarcas llevándose su fortuna fuera de Grecia y las generosas exenciones de impuestos.

Un punto de vista que no comparte Michael Bodouroglou, quien dirige una empresa de transporte marítimo en Atenas. Considera que el gobierno sobre todo ha de remodelar el sector público.

Michael Bodouroglou, presidente de Paragon Shipping Inc.:

“No hay bajadas de impuestos para los propietarios de buques. Los armadores pagan impuestos igual que lo hacen nuestros colegas de todo el mundo. Y francamente, si hubiera exenciones fiscales en este país, muchos de nuestros colegas europeos se habrían trasladado aquí, deslocalizando sus actividades, pues podrían disfrutar de nuestros mismos derechos y eso aún no lo hemos visto.
El gran problema y el motivo por el que el país desarrolló un enorme déficit imposible de manejar es un sector público muy caro, superpoblado, carísimo, ineficiente y muy hostil a las empresas. Y aún peor; que no estaba cumpliendo el propósito para el que fue creado.”

El abismo de los recortes

Con la crisis de la eurozona, Grecia se agarró a un clavo ardiendo: el plan de rescate de la UE y del FMI condicionado a reformas que para muchos griegos se convirtieron en un abismo de recortes, destruccion de empleos y nuevos impuestos. Un cóctel que ha provocado protestas contra la rigidez de Alemania ante una renegociación de la deuda griega.

Elena Panaritis es economista y consejera del gobierno de Syriza. Para ella, la crisis no solo se refleja en la insolvencia del país, sino en el crecimiento cero del PIB en Europa desde 2008.

“Creamos una experiencia maravillosa que funcionó mientras tuvimos superávit y que se llama el euro o la Unión Europea. Cuando las vacas estaban gordas y daban leche todos estábamos contentos. Pero ahora que las vacas son flacas y no dan leche, no sabemos qué rumbo tomar. Y el pequeño canario, Grecia, se está muriendo solo, porque no tiene oxígeno, y en vez de decir: “Tenemos que salir de esta mina de carbón, y traer un poco de aire fresco, cerramos las compuertas un poco más “.

Grexit, en busca de la libertad

Pero la Troika argumenta que Grecia ya ha recibido oxígeno: 240 mil millones de euros, especialmente con el segundo rescate, que en 2012 impidió la salida de Grecia de la eurozona por falta de pago.

La deuda griega es insostenible, advierte Tsipras. La eurozona pone la palabra “Grexit” de nuevo en su diccionario.

Jens Bastian, antiguo miembro del grupo de trabajo de la UE para Grecia:

“Lo que hemos visto en las últimas semanas es parte de la histeria que rodea a toda esa discusión en torno a la salida de Grecia de la eurozona o “Grexit”. Me abstengo de cualquier especulación, pero creo que no es buena idea poner a prueba la propuesta de la eurozona que contempla estar mejor preparada para una salida de Grecia. Dudo que ese sea el caso. Puede que tengan una nuevo sistema de rescate y que dispongan de nuevos recursos financieros, pero lo que hay aquí es una sociedad y un proceso democrático.”

Dimitra Mandikou forma parte de esa sociedad democrática. Esta madre de 53 años lo ha perdido todo y considera que se debe a la crisis y al rescate financiero.

Perder todo menos la capacidad de decir: ¡No!

El trabajo, la salud, su matrimonio y dentro de poco su propia casa. Acusa al antiguo gobierno de sacar a flote a los bancos y no a la gente. Ella ha votado a Syriza porque no tiene nada que perder.

“Yo no era una persona que estuviera aprovechándose del dinero a nadie o que no pagara sus facturas. Nunca rehuí mis responsabilidades y eso me creó muchos problemas y no podía dormir. Hace dos años me dignosticaron cáncer y los médicos me dijeron que era debido al estrés. Y entonces, en un momento dado, seguí el consejo de mis amigos y empecé a hacer lo que hacía todo el mundo, dejé de pagar porque no teníamos dinero.
Y nos dijimos, ustedes nos han conducido a esto, pues hagan lo que quieran. ¡Qué importa, que nos metan en la cárcel!. ¡Se acabó!”

Éste es el mensaje de los que han votado a Syriza: la operación de rescate fracasó.

Las esperanyas de una nueva vida por delante

“Han hecho un experimento con nosotros al tratar de solucionar el problema del déficit, dice Sophia, señora de la limpieza. Pero el experimento ha fracasado. Y el paciente se ha muerto.”

Mientras que el gobierno griego y Europa tratan de reanimar al paciente, estas mujeres, como muchos griegos, esperan volver a trabajar, y sobre todo recuperar la dignidad perdida.