Última hora

Última hora

Dinamarca en alerta máxima tras dos ataques con víctimas en Copenhague

Copenhague está en estado de máxima alerta tras sufrir dos ataques, con dos muertos y cinco heridos. La policía ha anunciado que ha matado a un

Leyendo ahora:

Dinamarca en alerta máxima tras dos ataques con víctimas en Copenhague

Tamaño de texto Aa Aa

Copenhague está en estado de máxima alerta tras sufrir dos ataques, con dos muertos y cinco heridos.

La policía ha anunciado que ha matado a un hombre en Norrebro, cerca del lugar del segundo tiroteo, junto a una sinagoga.

Unas horas después de que falleciera un civil y tres policías resultaran heridos en un centro cultural, en el que se debatía sobre islamismo y libertad de expresión, otro tiroteo, junto a una sinagoga, dejaba otros tres heridos, dos de ellos agentes de policía. Uno de los heridos, un civil, moría poco después de recibir varios disparos en la cabeza.

El autor del ataque junto a la sinagoga habría huido a pie. Vestía pantalón y zapatos negros y una chaqueta de cuadros de diferentes colores.

La Policía danesa dice que es “demasiado pronto” para determinar si existe relación entre los dos tiroteos.

“Por desgracia, no sabemos si hay un vínculo entre los dos tiroteos. Podría creerse que sí, pero no tenemos indicios de que exista un vínculo entre ambos, así que por ahora no puedo dar más información”, ha declarado un policía en una rueda de prensa.

El principal sospechoso del ataque en el centro cultural es un hombre de rasgos árabes y complexión atlética, de entre 25 y 30 años, y que huyó en un vehículo que ya ha sido encontrado.

Según los servicios de inteligencia, dicho ataque, en el que murió un civil y tres policías resultaron heridos, había sido planeado.

En el centro se celebraba el seminario “Arte, blasfemia y libertad de expresión”. Había sido organizado por el Comité Lars Vilks. Al acto asistía el controvertido artista sueco, famoso por retratar al profeta Mahoma como un perro en 2007. Vilks, amenazado por grupos islamistas, se encuentra sano y salvo.

La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, ha dicho que se trata de “un ataque terrorista” y que “todo el país está en alerta máxima”.