Última hora

Última hora

El este de Ucrania respeta la tregua.

La zona vive una tranquilidad desconocida, solo alterada por un incidente aislado ocurrido en la región de Luganks poco después de que entrara en vigor el alto el fuego en en la medianoche del sábado.

Leyendo ahora:

El este de Ucrania respeta la tregua.

Tamaño de texto Aa Aa

La zona vive una tranquilidad desconocida, solo alterada por un incidente aislado ocurrido poco después de que entrara en vigor el alto el fuego entre el Ejército ucraniano y los separatistas prorrusos en la medianoche del sábado.

Punto de vista

Necesitábamos esta paz, pero no a cualquier precio. Sólo queremos que las tropas ucranianas abandonen las fronteras con la región de Donetsk

Una casa fue alcanzada por disparos de lanzaderas y bajo los escombros fallecieron dos personas, ambas de edad avanzada.

“La violación tuvo lugar en la región de Lugansk, mediante un bombardeo de artillería. Tras un seguimiento exhaustivo, hemos podido saber que el ataque fue dirigido desde la ciudad de Zolotoe”
explicó el jefe de los servicios de seguridad de Ucrania, Valentyn Nalyvaichenko.

La situación más crítica sigue estando en la localidad de Debáltsevo, a donde podrían estar llegando desde la mañana del domingo nuevos equipos de artillería pesada, según señalan algunos informes.

En la separatista República Popular de Donetsk, en cambio, los vecinos aprovechan el silencio de las armas para salir a la calle y realizar algunas compras:

“Claro que lo noto (la tregua), no se oyen bombardeos. A uno se le encoje el alma. Realmente necesitábamos esta paz, pero no a cualquier precio. Sólo queremos que las tropas ucranianas abandonen las fronteras con la región de Donetsk”, cuenta un vecino.

“No pegamos ojo hasta la 1 de la madrugada. Y después de ver que todo estaba tranquilo nos fuimos a la cama. Ahora nos acercamos al mercado porque aparentemente todo está en calma.. Si Dios quiere, espero que dure!”, clama otra residente de Donetsk.

El acuerdo de alto el fuego, arrancado con fórceps tras varias negociaciones, fue firmado la semana pasada en la reunión de Minsk, en Bieolorrússia, por los dirigentes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia.