Última hora

Última hora

De Michele a Giovanni Ferrero, una cuestión de familia en Nutella

Leyendo ahora:

De Michele a Giovanni Ferrero, una cuestión de familia en Nutella

Tamaño de texto Aa Aa

El imperio Nutella seguirá siendo una cuestión de familia, tras la muerte del jefe Michele Ferrero. La multinacional italiana de productos de cacao con sede en la población piamontesa de Alba no ha cotizado nunca en bolsa. A pesar de que Michele, que murió el sábado en Mónaco a los 89 años, fuera considerado el hombre más rico de Italia. Su hijo Giovanni, de 50, ya ejerce de director general desde 2011 cuando su hermano mayor Pietro murió de un infarto.

“Tenía una actitud empresarial ética”, resume el editor de la agencia Reuters Quentin Webb sobre Michele. “Se convirtió en jefe ejecutivo en 1957 y mantuvo este cargo durante cuarenta años e, incluso cuando pasó el control a sus dos hijos, continuó desplazándose en helicóptero por su trabajo”.

Medio siglo después, el grupo Ferrero factura más de 8.000 millones de euros al año, posee veinte factorías, está presente en 160 países y cuenta con 27.000 empleados en todo el mundo.

En 2013, Giovanni ya tuvo que desmentir que estuviera en negociaciones para una adquisición por parte del suizo Nestlé y remarcó que Nutella no estaba en venta. Y, de momento, tampoco parece plantearse una compra de su rival británico Cadbury tal como se especuló años atrás.