Última hora

Última hora

Contrarreloj para Atenas para llegar a un acuerdo con el Eurogrupo

Leyendo ahora:

Contrarreloj para Atenas para llegar a un acuerdo con el Eurogrupo

Tamaño de texto Aa Aa

Tensa espera en Atenas por el plazo dado hasta el viernes por el Eurogrupo para llegar a un acuerdo para renegociar el plan de ayuda a Grecia. El gobierno heleno lo considera un ultimátum y, desde Bruselas, se dice que no hay plan B. La discusión está bloqueada en si la transición hacia otro plan es una extensión del actual o un programa puente que deje de lado parte de las exigencias para detener el preceso de privatizaciones, restablecer derechos laborales y subir las pensiones.

“No estoy de acuerdo con la opinión de que era un ultimátum”, puntualiza el jefe de investigación y análisis de Merit Securities, el griego Nick Kafkas “Un ultimátum tiene otro sentido: tienes cuatro días o si no se ha acabado. En este caso, no había el se ha acabado. Pienso que habrá al menos para cinco o diez días más. Por tanto, hay tiempo para alcanzar un acuerdo”.

Los plazos se ciernen sobre el Ejecutivo de Alexis Tsipras. Este miércoles, se reúne el Banco Central Europeo para decidir si mantiene la provisión de liquidez de 65.000 millones de euros a los bancos griegos para evitar su colapso. El viernes, 20, finaliza el plazo fijado por el Eurogrupo para un acuerdo. Y el 28, el presente programa de ayuda de la troika. Con lo cual, no habría suficiente dinero en las arcas públicas para cumplir con los pagos de la deuda de marzo estimados en 2.800 millones

“El mercado aun ve las negociaciones griegas como un gran juego de póquer y prevé que duren hasta el último día”, confirma desde Fráncfort el agente bursátil Robert Halver, del Baader Bank. “Yo diría que los griegos se quederán en la eurozona. Pero si las cosas continúan así hasta mediados de marzo, puede ocurrir que Grecia se vaya. La eurozona lo podría gestionar, aunque no es lo deseable”.

El llamado ‘Grexit’ vuelve a crecer en las apuestas, aunque de momento no hay reacciones de pánico. La bolsa de Atenas sigue haciendo el yo-yo de las últimas semanas. Y los bonos del país a diez años volvieron a rebasar el diez por ciento. Algo ya visto desde la victoria de Syriza en las legistativas de finales de enero.