Última hora

Última hora

El Banco de Inglaterra abre interrogantes con su informe sobre la inflación

Esta semana estamos leyendo entre líneas los últimos informes sobre la inflación británica del Banco de Inglaterra y observando el hundimiento de la

Leyendo ahora:

El Banco de Inglaterra abre interrogantes con su informe sobre la inflación

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana estamos leyendo entre líneas los últimos informes sobre la inflación británica del Banco de Inglaterra y observando el hundimiento de la lira turca frente al dólar

Parece que hay ideas confusas sobre la última declaración política del Banco Central del Reino Unido.

El informe sobre la inflación del gobernador Mark Carney contiene aparentes contradicciones.

Él abre la posibilidad de aumentar el tipo de interés a final de año, pero al mismo tiempo confirma que el banco está preparado para recortar esos tipos si es necesario.

Eso ha producido que los inversores en Europa y Oriente Próximo se planteen cuestiones.

Así que, ¿qué tendencias podemos esperar, teniendo en cuenta la baja inflación?

El confuso informe del Banco Central de Inglaterra

El Banco de Inglaterra intenta todavía parecer firme mientras conserva una política monetaria expansionista. Pero después del informe sobre inflación del último jueves, su visión es un poco menos clara.

Por primera vez en cincuenta años, el Banco Central británico ha insinuado un récord negativo de inflación y una recesión potencial este año.

El gobernador Mark Carney ha dicho: “La inflación está a su nivel más bajo desde la introducción de los objetivos de inflación hace dos décadas. Podría caer más, potencialmente convertirse en negativa en la primavera y ser próxima a cero durante el resto del año.”

Carney atribuye la baja inflación a la bajada de los precios del petróleo. Los últimos datos de precios al consumidor conducen a señales contradictorias. Carney apuntó a la posibilidad de un aumento de los tipos de interés al final del año, pero al mismo tiempo subrayó que el banco está preparado para recortar su principal tipo de interés si es necesario.

Muchos economistas están diciendo que es improbable que los niveles de inflación se recuperen pronto, lo que pondría las cosas difíciles para las aspiraciones del Banco Central de aumentar los costes de los préstamos.

“Un aumento de la libra esterlina no es bueno para los inversores de Oriente Próximo”

Euronews: Para analizar el informe sobre la inflación del Banco de Inglaterra está con nosotros Nour Eldeen Al-Hammoury, jefe de estrategias de mercado de ADS en Abu Dhabi

El pasado mes de diciembre, el Banco de Inglaterra hablaba de aumentar los tipos de interés pero la pasada semana dijo que podría recortar los costes de los préstamos si es necesario. ¿Estaba el gobernador Mark Carney enviando una alerta con la última declaración?

Nour Eldeen Al-Hammoury, jefe de estategias de mercado de ADS: Este tipo de observaciones inestables e inciertas de los bancos centrales globales, y no solo el británico, no son sorprendentes. Pero desde su nombramiento, Mark Carney nunca ha sido claro con los inversores. Al principio, si se miran las tasas de inflación en el Reino Unido, se ve que han alcanzado el nivel más bajo desde el año 2000, un 0,5% que no se vio ni siquiera en 2004.

También este año, las expectativas de inflación alcanzaron un nuevo mínimo otra vez, siguiendo los bajos niveles de 2013 y 2014 y cayendo al 0,9%.

Pero en primer lugar, si miramos la tasa de inflación, ha caído recientemente al nivel más bajo desde el año 2000. Mientras que en 2015 se estima un récord a la baja del 0,9%, el objetivo del Banco de Inglaterra es del 2%, lo que significa que estamos muy lejos de ese objetivo y por tanto no hay una razón para una subida de los tipos a corto plazo. De hecho, el banco podría recortar más el tipo de interés si la inflación es negativa y más rápido de lo que los mercados estiman en medio de la desaceleración de la economía global. Pero los informes sobre el aumento de los tipos llega mientras hay una especie de estabilización de las actividades económicas además de un aumento de los salarios. Sin embargo, estas cifras podrían cambiar a la baja como he dicho antes.

E: Vayamos al mercado de divisas. ¿Cuál es la tendencia de la libra frente a divisas mayores y de Oriente Próximo?¿Qué efecto podría tener en los inversores de la región?

N.E.A.: La última semana fue buena para la libra esterlina. Sin embargo cayó a 1.5214 tras los informes sobre recortes. Se recuperó por encima de 1,54 en el momento en que el gobernador del banco dijo que el aumento del tipo de interés seguía sobre la mesa. Mientras tanto, la libra esterlina parece estabilizarse respecto a divisas mayores y también a las de Oriente Próximo y el norte de África. Por ejemplo la libra se recuperó con respecto al dirham de Emiratos Árabes Unidos hasta 5,66 desde los mínimos de enero de 5,50. Con respecto a la libra egipcia repuntó más del 9,6%, a 11,77 desde el 10,75 del mismo mes. Un aumento de la libra esterlina sería negativo para los importadores de la región. Sin embargo es mucho mejor que el pasado año, cuando la libra esterlina estaba cerca del récord máximo con respecto a estas monedas.

Seguimos en el mercado de divisas. Ha sido una semana histórica para la lira turca, que ha sufrido una marcada bajada respecto al dólar hasta un récord de mínimos. ¿Por qué?. Echemos un vistazo en nuestro Business Snapshot.

Las presiones políticas hunden la lira turca

La pasada semana, la lira turca alcanzó el récord de mínimos con respecto al dólar, por debajo de 2,5.

Los economistas señalaron que hay diferentes factores que están influyendo. Las políticas de la Reserva Federal y los inminentes planes de elevar los tipos de interés estadounidenses han empujado al dólar frente a otras divisas.

También ha habido presiones del presidente Recep Tayip Erdogan al Banco Central turco para que baje los tipos de interés y así estimular el crecimiento económico del país y la inversión.

Hasta ahora, el Banco Central ha rechazado reducir los costes de los préstamos hasta que la inflación caiga a niveles que la entidad considere aceptables.

Veremos qué hará el 24 de febrero. Es la fecha en la que el Banco Central tiene el encuentro sobre sus politicas, cuando parece que evaluará las perspectivas de inflación y podría darle a Erdogan lo que quiere, llevando a la lira a una mayor volatilidad.