Última hora

Última hora

La curiosa historia de los cómics australianos

Leyendo ahora:

La curiosa historia de los cómics australianos

Tamaño de texto Aa Aa

Las portadas que se exhiben en la exposición ‘Pulp Confidential’ muestran la original historia de la narración en Australia, un trabajo realizado por

Las portadas que se exhiben en la exposición ‘Pulp Confidential’ muestran la original historia de la narración en Australia, un trabajo realizado por Frank Johnson Publishing House.

En julio de 1940 al Gobierno australiano le hicieron cumplir una serie de normas comerciales en las que se incluye la prohibición de la importación de cómics estadounidenses y libros de bolsillo de novela negra y rosa.
Aprovechando el momento, algunos escritores australianos, empezaron a aparecer en las estanterías de las librerías del país.

Peter Doyle, escritor y comisario de la exposición:
“¿Por qué necesitábamos comprar la basura mental de los Estados Unidos si podíamos producir buena basura mental en Australia?. Así que en cuanto pudimos lo hicimos”

Para Rachel Franks, conservadora en la Biblioteca Nacional, las mujeres estaban totalmente estereotipadas.

Rachel Franks, coservadora en Biblioteca Nacional:
“Las mujeres o eran la típica mujer fatal, voluptuosa y muy guapa o víctimas de historias muy violentas”

A medida que la industria creció se replantearon el contenido de los cómics pero los editores lograron escapar de la censura.

Peter Doyle, escritor y comisario de la exposición: “Los editores competían entre sí para ver cual exageraba más, sin poner en apuros a la policía o los censores”

Una vez que se volvieron a importar cómics estadounidenses y con la llegada de la televisión, la industria de la literatura barata entró en declive.

La exposición se podrá ver hasta el 10 de mayo.