Última hora

Última hora

El ejército ucraniano abandona Debáltsevo tras el asedio prorruso

El ejército ucraniano deja Debáltsevo en manos de los separatistas prorrusos. El presidente ucraniano Petro Poroshenko ha confirmado que el ochenta

Leyendo ahora:

El ejército ucraniano abandona Debáltsevo tras el asedio prorruso

Tamaño de texto Aa Aa

El ejército ucraniano deja Debáltsevo en manos de los separatistas prorrusos.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko ha confirmado que el ochenta por ciento de sus tropas ya se ha retirado de esta ciudad del este de Ucrania.

Estas imágenes muestran a soldados, tanques y vehículos militares llegando a la localidad de Artemivks, a treinta kilómetros.

Según medios locales, algunos soldados permanecen en la zona cubriendo la retirada de los efectivos.

El martes la ciudad, bajo asedio insurgente desde hace días, había sido objeto de una fuerte ofensiva de las milicias rebeldes, a pesar del alto el fuego que debía comenzar el pasado domingo.

“Hubo un bombardeo muy intenso”, cuenta este soldado. “Rezábamos todo el tiempo, nos despedimos de esta vida unas cien veces. Tenían una artillería realmente buena y potente”.

Entre las tropas ucranianas reinaba la confusión.

“No sé, nuestros comandantes no nos dijeron si era una retirada o una rotación”, recuerda otro soldado. “Solo nos anunciaron que cambiáramos nuestras posiciones porque nuestra unidad había permanecido allí durante mucho tiempo y habíamos tenido muchas bajas”.

Kiev y la OTAN han denunciado que esta ofensiva rebelde ha sido reforzada con tanques, artillería y soldados rusos. Moscú lo niega.

Debáltsevo, entre los bastiones rebeldes de Donetsk y Lugansk, constituye una plaza estratégica para el control del este del país.
El ejército ucraniano se la había arrebatado a los insurgentes el pasado agosto. Contaba entonces con unos 27 mil habitantes.

El levantamiento de los separatistas comenzó el pasado mes de abril. Se calcula que unas seis mil personas han muerto desde entonces como consecuencia de los enfrentamientos, a pesar de los esfuerzos occidentales – sanciones a Moscú incluidas – para detener el conflicto.

Una de las grandes preguntas ahora es si los prorrusos se detendrán aquí o intentarán ganar más territorio hacia el oeste.