Última hora

Última hora

La Cumbre Mundial de la Innovación para la Salud se centra la financiación de la Sanidad

A la vista de algunos de los desafíos de salud más urgentes en el mundo, ¿cómo puede mejorarse la calidad de la atención médica mientras se reducen

Leyendo ahora:

La Cumbre Mundial de la Innovación para la Salud se centra la financiación de la Sanidad

Tamaño de texto Aa Aa

A la vista de algunos de los desafíos de salud más urgentes en el mundo, ¿cómo puede mejorarse la calidad de la atención médica mientras se reducen los presupuestos? WISH, siglas en inglés de la Cumbre Mundial de la Innovación para la Salud lo ha tratado.

Las últimas innovaciones médicas han sido protagonistas durante dos días en la segunda edición de la Cumbre Mundial de la Innovación para la Salud 2015 en Doha. Expertos y responsables de políticas sanitarias de 80 países se han reunido para proponer y debatir soluciones a los desafíos sanitarios más graves que puedan ayudar a revolucionar el futuro de la salud mundial.

Para Lord Darzi de Denham, al frente de la organización de la cumbre, “el propósito de Wish no es lo que pasa en los dos días que dura la convención sino lo que sucede después, cuántas personas captan estas ideas, las llevan a su país y las traducen en beneficios para el paciente.”

El cáncer fue asunto prioritario. Es una de las enfermedades que generan mayores gastos médicos. Algo que presiona tanto a los gobiernos como a los pacientes. Y se espera que el número de casos de cáncer aumentará de 13 millones trescientos mil en 2010 a 21 millones y medio en 2030, según un análisis realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Foro Económico Mundial.

Tal y como explica Robert Thomas, asesor de oncología del gobierno de Victoria, Australia, “probablemente haya algún despilfarro en el tratamiento del cáncer y un problema de sobrediagnóstico y de tratamiento excesivo del cáncer por lo que creemos que un enfoque sistemático ayudará a resolver ese problema. Así tendremos mucho mejores resultados. Será mejor para los pacientes y se ahorrará dinero. “

Otra asunto candente fue el aumento de la diabetes en todo el mundo debido a malos hábitos alimentarios. Si bien todavía no hay una cura, los expertos en la cumbre dicen que la enfermedad se puede prevenir. La pregunta sigue siendo cómo.

Hay medidas previas, como explicó a Euronews el profesor de Salud Metabólica del Instituto Boden de la Universidad de Sydney, Stephen Colagiuri: “Necesitamos mejorar de verdad el cuidado de los pacientes con diabetes. Saber qué hacer en este sentido, es sólo cuestión de organización de los sistemas de salud. Tenemos que ser capaces de educar a la gente y al público en general para saber cómo se incrementa el riesgo de desarrollar diabetes o de tener diabetes no diagnosticada y lo que pueden hacer para someterse a las pruebas de detección. El tercer punto es evitar que la gente desarrolle diabetes”.

Las enfermedades crónicas multiplican sus estragos. La cumbre también ha tratado de aumentar el impulso dado por organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud para una cobertura sanitaria universal. Más de mil millones de personas aún carecen de acceso a servicios básicos de salud. En Doha distintos sectores se han movilizado para promover la prestación de servicios sanitarios de calidad para todos.

Para Donald M Berwick, presidente emérito del Instituto para la Mejora de los Cuidados Sanitarios, en Cambridge, Massachusetts “Debe haber una sola fuente central de financiación, hay varias formas de hacerlo a través de los impuestos y de la Seguridad Social. También puede tener un seguro de salud obligatorio a través de un sistema social que se podría administrar por diferentes organizaciones. Lo importante es que que nadie esté excluido, que todo el mundo esté asistido”.
Una aportación polémica, el copago, propuesto por el médico indio Devi Shetty, responsable y fundador de la red de hospitales Hrudayalaya. Shetty es un experto en reducción de costes por la aplicación de la economia de escala. Su tesis está basada en que “Los contribuyentes no podrán pagar el sistema sanitario siempre porque van a vivir 95 o 110 años. La gente va a vivir más tiempo sin trabajar que trabajando con lo que la única manera detener una seguridad social sostenible es que cada uno pague una pequeña cantidad de dinero mensual por su atención médica”.

La cumbre ha servido de escenario para que muchos emprendedores e innovadores jóvenes muestren nueva tecnología. Expertos en política sanitaria de todo el mundo han conocido las últimas innovaciones.
Para la enviada especial de Euronews, Maha Barada “la Cumbre de las Innovaciones Médicas busca reducir el costo y mejorar la calidad de la atención médica. Ideas que son la esperanza para ayudar a transformar la situación de la salud mundial”.