Última hora

Última hora

La difícil ecuación financiera entre Berlín y Atenas

Leyendo ahora:

La difícil ecuación financiera entre Berlín y Atenas

Tamaño de texto Aa Aa

El enfrentamiento entre Berlín y Atenas para prolongar o no el plan de ayuda a Grecia es directo y tiene un incierto desenlace. La prensa de ambos países lo reproduce en sus portadas jugando con los sentimientos nacionales. Por ejemplo, el diario sensacionalista alemán ‘Bild’ aplaude al ministro de Finanzas Wolfgang Schäuble por su intransigente postura.

“Les contaré una historia, que es verdad”, quiso explicar Schäuble para defender su postura respecto a su homólogo heleno Yanis Varufakis. “El miércoles de la semana pasada, cuando discutíamos con nuestro nuevo colega griego en el Eurogrupo, dije: Yanis, estás aumentando el salario mínimo. Pero para mí es difícil explicar que, en el fondo, somos nosotros quienes pagaremos el incremento de vuestro salario mínimo y una mayor asistencia social. Y su reacción fue calamitosa. Me dijo: puede ser que en Alemania podáis vivir con esta cantidad, pero no en Grecia”.

En realidad, para el nuevo gobierno griego antiausteridad de Alexis Tsipras de lo que se trata es de actuar ante lo que denomina una crisis humanitaria. Y, por ello, quiere restablecer el salario mínimo que por imposición de la troika se rebajó a 586 euros brutos para que vuelva a ser de 751. Lo que separa a ambas capitales es si esto, a la larga, favorecerá un mayor poder adquisitivo y un mayor crecimiento en el país o si supondrá aun una mayor carga para las empresas que desemboque en menos ingresos fiscales para el Estado. La ecuación financiera está por resolver.