Última hora

Última hora

Me-Mo: fotoperiodistas españoles llevan los conflictos del mundo a su tablet

Leyendo ahora:

Me-Mo: fotoperiodistas españoles llevan los conflictos del mundo a su tablet

Tamaño de texto Aa Aa

Manu Brabo, Guillem Valle y Fabio Bucciarelli, junto a José Colón y Diego Ibarra Sánchez constituyen el equipo de fotoperiodistas creadores de Me-Mo

Manu Brabo, Guillem Valle y Fabio Bucciarelli, junto a José Colón y Diego Ibarra Sánchez constituyen el equipo de fotoperiodistas creadores de Me-Mo, una revista exclusivamente para tablets. Los tres primeros han ido a París a presentarla.

Todos ellos son fotógrafos galardonados con múltiples premios: entre otros, el Pulitzer, el World Press Photo, la medalla de oro Robert Capa o el Bayeux. Son cuatro españoles y un italiano. Acaban de publicar el primer número, centrado en el “Miedo”.

Guillem Valle está desarrollando actualmente un proyecto a largo plazo sobre naciones sin Estado. Habla sobre la creación de un nuevo espacio para el fotoperiodismo.

“Para nosotros Me-Mo era un paso adelante, un paso natural para probar nuevas fórmulas, comenta Guillem Valle. No es que creamos que es el paradigma del fotoperiodismo, lo que sería ideal, sino más bien una apuesta. Es decir “vamos a empezar a abrir un camino. Luego veremos hacia dónde lleva”.

Fabio Bucciarelli nació en la ciudad italiana de Turín. En los últimos años ha cubierto los grandes acontecimientos que han tenido lugar en Libia, Siria, Sudán o Mali. Habla de los riesgos que entraña la guerra para un fotógrafo.

“Documentar un conflicto siempre ha sido peligroso, desde los tiempos de Robert Capa hasta ahora”, dice Bucciarelli. “Pero lo que ha cambiado es el papel del periodismo en zonas de guerra. En los últimos años los ejércitos, tanto regulares como paramilitares, se han dado cuenta de la importancia de periodistas y fotógrafos en zonas de guerra. No solo el reportero ya no esté protegido, sino que nos hemos convertido en objetivos”.

Manu Brabo es un fotoperiodista free-lance cuya obra se centra en conflictos sociales en todo el mundo. Desde 2007 ha trabajado en revueltas, levantamientos y guerras en países como Haití, Honduras, Kósovo, Libia, Egipto, Siria o Ucrania, entre otros. Manu fue secuestrado en Libia en 2011. Ahora cubre el conflicto ucraniano.

Le preguntamos si describiría la situación en el este de Ucrania como una guerra civil.

“Ahora mismo, en este escalón en el que están las cosas, yo creo que es una guerra civil en toda regla”, afirma Brabo. “La gran diferencia que hay con las otras guerras que he cubierto es que básicamente esta la he cubierto desde antes de que fuera una guerra. Vas viendo toda la evolución y es como si desde Crimea ya vieras por dónde van a ir los tiros”.

El lugar elegido para la presentación de Me-Mo no es una casualidad: el Bar 61 fue creado por Remy Ourdan, exreportero de Le Monde, muy conocido por su cobertura del asedio a Sarajevo. A tiro de piedra del Canal de L’ourcq, en uno de los distritos de la periferia de París, el 61 es el sitio perfecto para hablar sobre fotografía, periodismo, revoluciones y guerra.

Son independientes, tanto desde el punto de vista económico como editorial. La total ausencia de publicidad y la presencia de proyectos desarrollados a lo largo de muchos años son algunos de los principales objetivos de Me-Mo. Y, abarcándolo todo, la idea de la tecnología al servicio de la narrativa y de las historias.

Me-Mo, “Memoria en movimiento” ha sido creada con fondos procedentes de la financiación colectiva o crowdfunding.
Necesitaban 15 mil euros para el lanzamiento del proyecto, y consiguieron donaciones por valor de veintemil.

“Me-Mo Magazine es un proyecto muy logrado de revista sobre fotoperiodismo, pero también la demostración de su dinamismo”, afirma Ourdan. “Aquí en el 61 organizamos muchas exposiciones de fotografía “.

Tras las presentaciones en Barcelona, Londres y París, los fotógrafos ya están listos para volver a la guerra.


Haga click aquí para ver nuestra edición especial para la web de este reportaje