Última hora

Última hora

Aerodrums, o cómo tocar la batería sin batería

Leyendo ahora:

Aerodrums, o cómo tocar la batería sin batería

Tamaño de texto Aa Aa

Lo que ven no tiene truco. Es una batería invisible. Aerodrums utiliza tecnología de control de movimiento en tiempo real para transformar de forma

Lo que ven no tiene truco. Es una batería invisible. Aerodrums utiliza tecnología de control de movimiento en tiempo real para transformar de forma precisa los gestos del baterista en sonidos.
Pero a diferencia del modelo tradicional, esta es lo suficientemente pequeña como para llevarse en el bolso. Y, si se pone los auriculares, podrá hasta pasar desapercibida.
Una luz brillante ilumina unos marcadores reflectantes en baquetas y pies, y una cámara de alta velocidad rastrea el movimiento.
Baterista desde los nueve años, Richard Lee, el co-inventor de Aerodrums asegura que son complejos algoritmos los que la hacen una experiencia realista.

“Es muy sensible a la velocidad. Así que si golpeas suavemente obtienes sonidos suaves. Si golpeas con fuerza, escuchas sonidos fuertes. Hubo que investigar mucho para obtener la latencia más baja posible. Porque en esto se basa el efecto de aerodrumming. Si hay algún tipo de latencia la batería la percibe y no suena bien”.

Sus creadores dieron vueltas a la idea de fabricar unos guantes para tocar la batería con las manos, incluso combinándolos con un equipo de cascos de realidad virtual.
Pero el socio de Lee, Yann Morvan, pensó que la prioridad era crear una alternativa viable para bateristas, no un juguete tecnológico.

“No queríamos que Aerodrums fuera una moda pasajera. No queríamos que fuera el típico artilugio del año que luego se olvida. Queríamos que fuera un instrumento de música bien hecho que emplea aire para sonar”.

Puede que los bateristas tradicionales necesiten algún tiempo para cambiar de técnica. Pero para quienes tengan interés pero poco espacio en casa o aprecio a los vecinos, Aerodrums puede ayudarles a dar en el clavo.