Última hora

Última hora

El futuro de la caligrafía en la era digital

A partir del año 2016, los estudiantes finlandeses ya no aprenderán la caligrafía o el ligado en la escritura. En su lugar, tendrán clases de

Leyendo ahora:

El futuro de la caligrafía en la era digital

Tamaño de texto Aa Aa

A partir del año 2016, los estudiantes finlandeses ya no aprenderán la caligrafía o el ligado en la escritura. En su lugar, tendrán clases de dactilografía, una habilidad que, en la era de las tabletas y ordenadores, se considera más útil. ¿Será éste el final de la escritura a mano? ¿Qué piensan los especialistas del mundo entero?

Punto de vista

La escritura manuscrita es indispensable, eso es seguro, y además en este contexto tiene la ventaja de la fluidez del gesto y de la rapidez.No estamos hablando de dejar de enseñar a escribir a los niños, sino de dar más énfasis a otras habilidades que realmente van a utilizar más.Uno aprende a escribir con todo su cuerpo, con cada gesto. Es como un depo

Finlandia: ¿adiós a la caligrafía?

Finlandia no es el único país que ha optado por abandonar el aprendizaje de la escritura enlazada. En Estados Unidos ya han dado este paso, no sin provocar controversia. Vamos a Finlandia para encontrar algunas respuestas.

En Helsinki, la escuela de enseñanza primaria Pelimanni cuenta con 200 alumnos y es un ejemplo típico del sistema educativo finlandés.

Los alumnos están en clase de lengua y trabajan en sus cuadernos la escritura enlazada o caligrafía.

La letra cursiva o ligada puede resultar difícil y hasta imposible para algunos. Muchos alumnos reconocen que les encanta este ejercicio:

A Valma Tahvanainen, alumna de primaria, le entusiasma la escritura:

- “Me gusta, es muy bonito aunque a veces es difícil.”

- “A mí me gusta la caligrafía, dice Patricia Alakotila. Las letras son bonitas y así puedo leer lo que escriben papá y mamá.”

Pero en Finlandia, dentro de poco las florituras de una letra manual serán un recuerdo lejano. Por falta de tiempo, su aprendizaje ya no estará en el programa escolar de enseñanza primaria a partir de 2016.

Los estudiantes seguirán aprendiendo a escribir, claro está, pero sólo en letra de molde. Y al mismo tiempo aprenderán informática.

La profesora, Varpu Halonen es consciente de que una cosa es la forma y otra el fondo, sobre todo cuando se trata de escritura:

“Es frustrante para el profesor que no tiene tiempo de hacerlo todo bien. La caligrafía es importante pero además, los alumnos tienen que tener tiempo para practicar y desarrollar la escritura y la redacción.”

En Finlandia, el aprendizaje de la escritura enlazada se hace en segundo año de Primaria. Sin embargo, se ha demostrado mediante estudios que la mayoría de los alumnos de cursos superiores no dominan esta habilidad o incluso tienden a escribir en letra de molde en cuanto pueden.

¿Ya no funciona la caligrafía tradicional? En la era digital, los colegios finlandeses consideran que los niños han de ponerse cuanto antes a manejar ordenadores y tabletas, asegura Minna Härmänen del Consejo Nacional de Educación:

“No queremos sobrecargar a los alumnos enseñándoles dos formas de escribir. Tan pronto como han aprendido las letras de imprenta ya pueden empezar a escribir textos más largos. Cuando se trate de escribir con el teclado en el ordenador, entonces tendremos más tiempo para enseñar el proceso de escritura y pulir el contenido.”

Los profesores si quieren podrán seguir enseñando la escritura ligada. Pero con los nuevos desafíos de la era digital, los planes de estudio dejarán menos tiempo a la caligrafía manual.

¿La letra a mano es cosa del pasado?

La decisión que han tomado en Finlandia y en EE.UU. no ha sido bien acogida por todos. Algunas investigaciones sugieren, que el lápiz y el papel favorecen el desarrollo cognitivo del niño.

Escuchemos a dos expertos que plantean las ventajas e inconvenientes de la escritura tradicional, el teclado y la pantalla táctil.

Los expertos discrepan sobre la permanencia de la escritura manual en la enseñanza. Para Isabelle Montésinos-Gelet, es esencial seguir escribiendo a mano, mientras que para Enrique Dans la caligrafía es una reliquia del pasado. Veamos cómo abordan ambos esta temática.

¿Sigue siendo necesaria la caligrafía en el colegio?

Isabelle Montésinos-Gelet, Universidad de Montreal:

“Está claro que cada vez hay más gente que toma notas en su ordenador, sin embargo se han realizado estudios que demuestran que uno retiene mejor la información con la escritura manual. Y eso es una ventaja al hacer la lista de la compra o dejar una notita cariñosa. Por eso creo que la escritura manuscrita tiene aún mucho futuro.”

Enrique Dans, IE Business School, Madrid

“Yo creo que la utilidad con bolígrafo o lápiz es la que tenemos hoy por hoy y que realmente es muy escasita, es decir, echar de vez en cuando una firma y poco más. De todos modos, la firma es un método de identificación o de autentificación muy débil y fácilmente falsificable; y realmente hay una tendencia a una utilidad muy restringida.”

¿Es demasiado compleja la escritura de imprenta para los niños?

Isabelle Montésinos-Gelet, Universidad de Montreal:

“Cuando los niños aprenden a escribir con letras de molde tienen tendencia a dibujar las letras; pues están acostumbrados a dibujar. Al dibujar, la orientación no importa tanto, trazamos las líneas poco a poco, y por eso al escribir las letras de imprenta a veces se equivocan y se confunden de orientación entre la b y la d, y entre la p y la q. Eso es algo muy común.”

Enrique Dans, IE Business School, Madrid:

“Es psicomotricidad fina o ese tipo de ejercicio necesario para el desarrollo de las habilidades de la persona se tienen que seguir haciendo y se tienen que seguir practicando, pero seguramente con otro tipo de cuestiones. Desde luego no estamos hablando de dejar de enseñar a los niños a escribir, ha sido simplemente un proceso de darle más énfasis a la habilidad que realmente se va a utilizar más.”

¿Es la escritura manual un buen ejercicio cognitivo ?

Isabelle Montésinos-Gelet, Universidad de Montreal:

“La escritura caligráfica es efectivamente un instrumento cognitivo importante porque nos permite tener autonomía en la materialización de la escritura. La escritura manuscrita es indispensable, eso es seguro, y además en este contexto tiene la ventaja de la fluidez del gesto y de la rapidez.”

Enrique Dans, IE Business School, Madrid:

“Tengo una hija de veinte años que realmente escribir a mano… Por supuesto que sabe escribir, pero realmente escribe muy poco. Está siempre delante de un teclado y lo que es sorprendente es la velocidad a la que maneja por ejemplo el teclado de su móvil y de su terminal.”

¿La escritura manual estará a salvo con las pantallas táctiles y los bolígrafos electrónicos?

Isabelle Montésinos-Gelet, Universidad de Montreal:

“No me opongo a que la tecnología se desarrolle de manera que la escritura a mano esté presente también a ese nivel. Sin embargo no tengo la impresión de que sea indispensable, ya que desde mi punto de vista la escritura manual sobre la hoja de papel sigue siendo vigente y tiene futuro. “

Enrique Dans, IE Business School, Madrid:

“El teclado y el ordenador tienen que estar presente en la educacion desde el primer momento. El smartphone tiene que estar presente desde el primer momento, cuando lo que se está haciendo en España es ir precisamente en dirección contraria. Hay comunidades autónomas que han legislado el hecho para impedir el uso del smartphone durante el tiempo de la clase. Entonces lo que tenemos que plantearnos es cómo integrarlo y no cómo eliminarlo.”

*Japón: Un salvavidas para los caracteres kanji”

Acabamos de ver algunas ventajas de la escritura manual en las lenguas con alfabeto latino. ¿Qué problemas escuentran otros idiomas que utilizan otro tipo de alfabeto? Vamos rumbo a Japón cuyo sistema de escritura es considerado a menudo como uno de los más complejos del mundo.

En Japón, la escritura nunca fue tan omnipresente como hoy en día, sobre todo en su forma digital. Una variante que se ha convertido en el instrumento de comunicación preferido de la generación más joven con símbolos, abreviaturas y mensajes cortos e instantáneos.

Pero, ¿con un lenguaje que se basa en la memorización de miles de signos complejos, la excesiva presencia de pantallas no provocará que los niños se olviden de las complejidades de la escritura?

La caligrafía es un arte en movimiento

El artista japonés Hiraku Sato es un gran aficionado al arte de la caligrafía. La escritura no sólo le permite sublimar su arte, sino que forma parte de un proceso exigente en el que implica a todo su cuerpo.

Un pequeño titubeo puede provoca que la palabra escrita adquiera un significado diferente. Por lo tanto, se requieren disciplina y concentración.

“Al escribir con un teclado, uno termina por olvidar cómo se escribe tal o tal ideograma, asegura Hiraku Sato. Uno aprende a escribir con todo su cuerpo, con cada gesto que va de abajo a arriba y de derecha a izquierda. Es como un deporte. Se aprende a escribir con el cuerpo y cuanto menos se practica, más se olvida “.

Ver el vaso medio lleno

Otros, como esta especialista de la lengua japonesa, intentan ver el lado bueno de los teléfonos móviles y de las tabletas. Según la investigadora Itsuki Nagasawa, la escritura digital contribuye a enriquecer nuestro vocabulario:

“Mientras que algunas personas no saben escribir a mano ciertos signos de la lengua japonesa, los ordenadores les permiten hoy en día leer y escribir los ideogramas kanji que casi no tenían costumbre de usar. Y todo ello, ya sea en su vida diaria, o cuando compran un periódico o en sus estudios cuando tienen que hacer los deberes. Los caracteres que no se podían escribir a mano se utilizan ahora de nuevo gracias al teclado “.

En Japón, entre tradición y modernidad, teléfonos y tabletas se hacen sitio entre libros y cuadernos. ¿Y porqué resignarse a ver el vaso medio vacío? ¿Y si la escritura digital nos está ayudando a comunicarnos mejor?

Ahora les toca a ustedes hacernos llegar su opinión: ¿Hay que suprimir la caligrafía? ¿Cuál de nuestros expertos le ha convencido más? Envíenos sus comentarios a través de nuestras redes sociales.