Última hora

Última hora

Netanyahu en el Capitolio: El discurso de la discordia

La intervención de Netanyahu tiene todos los ingredientes para dañar las relaciones entre EEUU e Israel

Leyendo ahora:

Netanyahu en el Capitolio: El discurso de la discordia

Tamaño de texto Aa Aa

El discurso de Benjamin Netanyahu en la colina del Capitolio es la culminación de seis años de desconfianza y desencuentros entre el Primer ministro israelí y el Presidente estadounidense.

Punto de vista

Al mantener estas peleas en vez de mostrar unidad, ambas partes reducen su peso específico en la escena política internacional

Un discurso que según numerosos expertos y analistas tiene todos los ingredientes para dañar a medio plazo las relaciones entre los dos países.

Netanyahu tiene la intención de torpedear las negociaciones entre Irán y Estados Unidos, cuando un pacto con Teherán es uno de los principales logros que Obama quiere asegurarse en su final de mandato.

Annette Heuser, Bertelsmann Foundation, Analista:

“ Al mantener estas peleas en vez de mostrar unidad, ambas partes reducen su peso específico en la escena política internacional. No están mostrando unidad en temas cruciales en la agenda internacional de los dos. Para empezar, llegar a la meta en las negociaciones con Irán”

La cuestión iraní ha provocado que el apoyo de Estados Unidos a Israel, habitualmente incondicional, se transforme en un enfrentamiento político abierto.

Seyom Brown, American Security Project, Historiador:

“ Lo que está ocurriendo es un puro juego político. Netanyahu se considera un experto en política estadounidense. Y en el fondo, creo que- a pesar de todos los malentendidos y mal ambiente actual- está convencido de que las relaciones entre Estados Unidos e Israel no se verán afectadas”

Todavía no se conoce el contenido exacto del discurso de Netanyahu. Lo que sí se sabe es que se seguirá con atención extrema tanto en Washington como en Tel Aviv.

Stephan Grobe, euronews, Washington:

“ A pesar de ser tan polarizante, el discurso de Netanyahu ante el Capitolio genera una enorme expectación. El Congreso ha recibido hasta 10 veces más peticiones para los asientos libres. Aunque en las filas demócratas ha crecido el número de legisladores que boicotearán el acto”