Última hora

Última hora

Bobsleigh, pentatlón moderno y mucho patinaje

Leyendo ahora:

Bobsleigh, pentatlón moderno y mucho patinaje

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a una nueva edición de nuestro programa semanal Sports United. En esta ocasión iremos hasta Winterberg para disfrutar del Bobsleigh, miraremos hacia el futuro para hablar de los primeros World Roller Games, y moldearemos el cuerpo y la mente a través del arte del Kendo.

Los grandes especialistas de bobsleigh y skeleton se han reunido en Winterberg, Alemania, con el regreso del Campeonato Mundial tras una ausencia de un año debido a los Juegos Olímpicos de Sochi.

Pues bien, primer Campeonato del Mundo para Estados Unidos en categoría femenina. La medallista olímpica Elana Meyers Taylor y su frenadora Cherrelle Garrett se alzaron con el oro batiendo además el récord de la pista en tres de sus cuatro carreras. 43 centésimas más lentas que la estadounidense, la alemana y campeona de europa Anja Schneiderheinze, que consigue además su primer medalla como piloto en un campeonato del mundo. La también alemana Cathleen Martin, en la última competición de su carrera, se hizo con el bronce.

En categoría masculina, Francesco Friedrich volvió a ser el mejor. Tras convertirse en 2013, con tan sólo 22 años, en el campeón del mundo más joven en esta modalidad, el alemán revalidó el título firmando el mejor tiempo en las cuatro mangas. En total, Friedrich aventajó en un segundo y seis centésimas a sus inmediatos perseguidores: su compatriota Johannes Lochne y el letón Oskars Melbardis, que compartieron la plata.


Astaná fue sede de una nueva edición de los Campeonatos del Mundo de Sprint de Patinaje de velocidad. Durante dos días, la actual generación de rapídísimos hombres y mujeres se dejaron las piernas en el Alau Ice Palace de Kazajistán.

La estadounidense Brittany Bowe y el ruso Pavel Kulizhnikov fueron los más rápidos. Ambos vencieron además de manera aplastante a sus rivales.

Bowe ganaba tanto las dos carreras de 500 como las dos de 1000. La única que le hizo sombra fue su compatriota Heather Richardson, segunda en las cuatro carreras y claramente por delante de la checa Karolína Erbanová, tercera.

La victoria final de Pavel Kulizhnikov también fue contundente si bien no tanto como la de Bowe. El ruso conseguía ganar tres de las cuatro carreras, quedando tercero en la primera prueba de los 1000 metros.

Kulizhnikov se convierte así en el primer ruso en ganar en esta modalidad desde 1997. El doble campeón mundial y oro olímpico en 500, el holandés Michel Mulder, se quedaría fuera de un podio que completaron su compatriora Hein Otterspeer y el ruso Aleksey Yesin.

De Astaná nos vamos hasta Sarasota, en Florida, donde se ha dado el pistoletazo de salida a una nueva Copa del Mundo de Pentatlón Moderno. Más de 200 participantes venidos de 35 países que vieron coronarse a dos británicos, Samantha Murray y James Cooke como campeones de sus respectivas categorías.

Especialmente emocionante fue la victoria de Cooke, que tras colocarse tercero tras las pruebas de esgrima y 200 libres conseguía superar al egipcio Amro El Geziry en la última prueba, la combinada de atletismo y tiro. Una gran remontada que le valía la medalla de oro, la segunda en su haber tras la conseguida en Hungría en 2013. Próxima parada, El Cairo, del 19 al 23 de marzo.


Tanto para los deportistas como para los aficionados no hay nada como un evento donde se disputen varias disciplinas, como en los Juegos Olímpicos. Bueno, pues ya existe uno nuevo. Los primeros World Roller Games arrancarán en 2017. El pasado mes de febrero Barcelona superaba a Lima en las votaciones y se convertía en la primera sede que acogerá estos juegos.

Hockey sobre patines, patinaje artístico, velocidad, hockey en línea, freestyle, roller derby, descenso, descenso en línea y skateboarding. Un total de 10 modalidades para cerca de 6000 deportistas, y un escenario perfecto para impulsar sus aspiraciones olímpicas.

Para terminar, hablamos de Kendo. Las raíces de este deporte se remontan a los inicios de la época samurái. Es a la vez un deporte y un arte.

Unos sables de bambú, unas complicadas armaduras de 5 kilos de peso y la búsqueda de la victoria mediante el golpeo a los puntos clave del contricante. El kendo podría parecer tan sólo la versión japonesa de la esgrima, pero es mucho más que eso. Para aquellos que lo practican, se trata de una forma de vida.

Generalmente, un combate es al mejor de tres puntos. Estos se consiguen golpeando al oponente en la parte superior o en los lados del protector de la cabeza, en los protectores de las muñecas, en los lados de la armadura o en la parte delantera de la garganta.

El Kiai o grito del kendoka al atacar es también parte indispensable de este deporte, arte marcial o camino. El camino de la espada.

Nos despedimos con las hermosas imágenes que llegan desde Bernau, al suroeste de Alemania, donde ha tenido lugar el Campeonato del Mundo de Mushing. De parte de todo el equipo de Sports United, gracias por estar ahí. Nos vemos la semana que viene con otra buena ración de deporte y acción.