Última hora

Última hora

Obama advierte que el racismo aún está presente

Medio siglo después que Martin Luther King cruzara el puente en Selma, Alabama, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama recorrió los mismos

Leyendo ahora:

Obama advierte que el racismo aún está presente

Tamaño de texto Aa Aa

Medio siglo después que Martin Luther King cruzara el puente en Selma, Alabama, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama recorrió los mismos pasos para decir que la larga sombra del racismo aún está presente.
El aniversario se produce en momentos en los que en Estados Unidos se cuestiona la violencia policial después de varios episodios en los que negros desarmados han muerto por disparos de policías blancos.

El presidente Obama afirmó: “Si alguien cree que nada ha cambiado en los últimos 50 años, que se lo diga a quien haya vivido en Selma, Chicago o Los Ángeles en la década de los cincuenta. Que le pregunte a una mujer que hoy dirige una empresa y que hubiera sido secretaria de no haber habido ningún cambio.
Cincuenta años después del Domingo Sangriento, nuestra marcha aún no ha terminado, pero estamos cada vez más cerca. Doscientos treinta y nueve años después de la fundación de nuestra nación este país aún no es perfecto, pero estamos cada vez más cerca”.

El 7 de marzo 1965 la policía reprimió violentamente una manifestación en lo que pasó a la historia como Domingo sangriento. Varios centenares de manifestantes pedían el derecho al voto para los negros. Cincuenta de ellos acabaron en el hospital.

Dos días después una segunda manifestación encabezada por Martin Luther King hizo el mismo recorrido pese a las voces que le llamaban a no enconar la tensión con los racistas en el poder en el estado sureño.

Esta manifestación catalizo la aprobación de la ley de derecho de voto para los afroamericanos afroamericanos en Estados Unidos.