Última hora

Última hora

Bajada del euro y del interés de los bonos soberanos tras el inicio del programa de compra del BCE

Leyendo ahora:

Bajada del euro y del interés de los bonos soberanos tras el inicio del programa de compra del BCE

Tamaño de texto Aa Aa

El Banco Central Europeo (BCE) empieza a comprar deuda soberana para intentar relanzar la economía de la eurozona y evitar la deflación. Desde ahora y hasta al menos septiembre de 2016 serán 60.000 millones de euros mensuales de compra masiva de activos, de los cuales cincuenta mil millones lo son en deuda pública.

La decisión del presidente del BCE, Mario Draghi, ya ha tenido el efecto inmediato de hacer bajar aun más el euro hasta su menor nivel desde hace trece años. Este lunes, se cambiaba a 1,08 respecto al dólar después de que la semana pasada descendiera de 1,10.

“No creo que este programa del BCE sea un éxito”, critica el agente bursátil alemán Robert Halver, del Baader Bank. “Los mercados tendrán más liquidez, pero los bancos no la usarán para conceder créditos porque los intereses no son altos, sobre todo en la periferia de la eurozona. Sí habrá más dinero para el mercado de acciones, de los bonos públicos y más deuda para la mayoría de Estados que no desaprovecharán la ocasión para pedir más préstamos”.

Otro efecto del inicio de la llamada técnicamente ‘expansión cuantitativa’ es volver a acercar los intereses de los bonos entre países y respecto a los alemanes, que son la referencia en la conocida como prima de riesgo. Los bonos germanos a diez años ahora están en su mínimo histórico del 0,35 por ciento. En España, Italia y Portugal se sitúan por debajo del dos por ciento. Aunque en Grecia se mantengan en torno al diez.

A plazos más cortos, los bonos incluso pueden llegar a pagarse con intereses negativos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con los alemanes a seis años. La compra de bonos soberanos en el mecado secundario la realizan en su mayoría los propios bancos centrales de cada país. En el caso español, deben ser cien mil millones de euros. Lo que equivale a un diez por ciento de la deuda pública del país. El BCE debe aumentar su balance total al término del programa en más de un billón de euros.