Última hora

Última hora

Sentimientos encontrados un año después de la anexión de Crimea

Un año después de la anexión de Crimea por parte de Moscú no todo el mundo está satisfecho. Los habitantes de esta región ucraniana de mayoría

Leyendo ahora:

Sentimientos encontrados un año después de la anexión de Crimea

Tamaño de texto Aa Aa

Un año después de la anexión de Crimea por parte de Moscú no todo el mundo está satisfecho. Los habitantes de esta región ucraniana de mayoría rusófana, oficialmente unida a Rusia el 18 de marzo de 2014, están divididos. Kiev y Occidente nunca han reconocido dicha unión.

Quien sí lo tiene claro es el líder de Crimea.

“En la situación actual, más del 90% de la población apoya hoy lo que ocurrió en marzo del año pasado. Yo, personalmente, no tengo ninguna duda al respecto, y a otros medios de comunicación occidentales les he propuesto que ‘en cualquier momento, sin previo aviso, salgan a la calle, y pregunten a la gente qué piensa de lo ocurrido’”, ha declarado Sergei Aksyonov, líder de Crimea.

Y en las calles de Crimea, lo que encontramos son luces y sombras. Esto es lo que dice una clienta de un mercado en Simferópol: “Creo que unirse a Rusia dio lugar a una ligera mejora en el ámbito jurídico. Pero en cuanto a nuestra vida, estamos sufriendo… Los precios están subiendo y eso es malo”, cuenta Shamsnu, residente en Crimea.

Varias ONG han denunciado un deterioro de los derechos humanos en Crimea. Por su parte, la OSCE califica de “profundamente inquietante” la situación de los medios de comunicación independientes, y denuncia censura, amenazas, detenciones y ataques.

“En primer lugar probablemente debería mencionar la disminución de las posibilidades de poder manifestarse, la introducción de toda una serie de restricciones y para ciertos grupos o representantes incluso una prohibición de organizar este tipo de concentraciones. También ha habido casos en los que se ha coartado la libertad de expresión”, ha dicho Andrei Kresko, del Grupo de Defensa de los Derechos Humanos en Crimea, Misión sobre el Terreno.

Por primera vez el presidente ruso ha reconocido que la invasión de Crimea se fraguó en el Kremlin. Lo ha hecho en la televisión estatal en el avance de un documental, cuya fecha de emisión aún no se ha desvelado.

Vladímir Putin explica que tomó la decisión de entar en la región ucraniana el 22 de febrero, tras la destitución del presidente Víktor Yanukóvich por el Parlamento.