Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Nueva edición del Festival de Cine y Fórum Internacional de Derechos Humanos de Ginebra


cinema

Nueva edición del Festival de Cine y Fórum Internacional de Derechos Humanos de Ginebra

40 películas, entre ellas ocho estrenos internacionales, han participado este año en el Festival de Cine y Fórum Internacional de Derechos Humanos que se celebra en Ginebra.

El ex jugador de fútbol Eric Cantona ha sido el presidente del jurado.

“Una película, un tema y un debate” es una de las secciones más destacadas del festival. Uno de los asuntos tratados este año ha sido la cibervigilancia.

“Este año el festival ha tenido un éxito extraordinario, asegura la directora del evento Isabelle Gattiker. La gente necesita, cada vez más, que le cuenten historias, la gente quiere hablar de temas, dialogar, debatir y encontrar soluciones. La gente quiere unirse entorno a los Derechos Humanos”.

El Gran Premio de Ginebra recayó este año sobre “On The Bride’s Side”, el primer documental del periodista italiano Gabriele del Grande.

En su documental, Gabriele del Grande nos cuenta la historia de un grupo de personas que, tras huir de la guerra en Siria, habían conseguido llegar a Europa a través de la isla italiana de Lampedusa.

El periodista ayudó a esas personas a cruzar Europa, desde Milán hasta Suecia, sin que la policía los detuviese. Para ello fingieron celebrar una boda.

“La gente confía en las bandas de traficantes. Arriesgan sus vidas en el mar. Miles de personas mueren. Desobedenciendo a las leyes de la inmigración, lo que hemos querido hacer en este película es provocar la reflexión de las autoridades. Las autoridades deben pensar sobre la necesidad de cambiar esas leyes. Nuestra película no es solo un acto de desobediencia sino también una historia fantástica sobre la amistad y la solidaridad entre personas de diferentes lugares del Mediterráneo”, asegura Gabriele del Grande.

El Premio Gilda Vieira de Mello fue para “Spartacus & Cassandra”, un documental del francés Ioanis Nuguet que nos cuenta la historia de dos niños gitanos que deben elegir entre quedarse con sus padres o aprovechar la oportunidad de vivir una vida mejor lejos de ellos.

“Tchétchénie, une guerre sans traces”, de la francesa Manon Loizeau, fue la película ganadora del Gran Premio que otorga la Organización Mundial contra la Tortura. En su documental, Loizeau relata la desaparición de cientos de hombres en Chechenia y recoge el testimonio de sus familiares y amigos.

“Hoy Grozni es como una mezcla de Dubai y Las Vegas. No hay huellas de la guerra. No fue fácil realizar un documental en Chechenia, tuvimos que viajar allí unas 10 o 12 veces, explica Loizeau. La gente que aceptaba hablar con nosotros corría un terrible peligro, casi nadie quería hablar de lo ocurrido. Es una verdadera dictadura. Todas las personas que participaron en el documental fueron muy valientes”.

“Charlie’s Country”, de Rolf de Heer, obtuvo el Gran Premio de Ficción y Derechos Humanos así como el Premio del Jurado Joven.

El documental nos cuenta la historia de Charlie, un viejo aborigen australiano que se niega a ver cómo desaparecen sus tradiciones y su libertad.

“El Festival de Cine y Fórum Internacional de Derechos Humanos demuestra de una manera impresionante cómo los documentales juegan un papel importante tanto político como social en el debate público de estos asuntos que reflejan el lado oscuro de nuestro mundo”, explica Wolfgang Spindler, nuestro enviado especial a Ginebra.

Selección del editor

siguiente artículo
35 edición del Festival de cine Internacional "Fantasporto"

cinema

35 edición del Festival de cine Internacional "Fantasporto"