Última hora

Última hora

Unos 78.000 inversores atrapados por la intervención de la Banca Privada de Andorra y el Banco de Madrid

Leyendo ahora:

Unos 78.000 inversores atrapados por la intervención de la Banca Privada de Andorra y el Banco de Madrid

Tamaño de texto Aa Aa

La intervención de la Banca Privada de Andorra (BPA) y a su vez de su filial Banco de Madrid compromete a 78.000 inversores de esta última entidad. Todos estos inversores cuentan con más de tres mil millones de euros en el Banco de Madrid, a través de un centenar de fondos.

El martes, el Principado intervino a través del Instituto Nacional de Finanzas de Andorra (INAF) uno de los cinco bancos del país tras las acusaciones del departamento del Tesoro estadounidense (Red de Lucha contra los Crímenes Financieros-FinCen) de que la BPA está involucrada en “el lavado de dinero internacional”.

Inmediatamente después el Banco de España hizo lo mismo con el Banco de Madrid, que la BPA compró en 2011. Desde entonces, había emprendido una agresiva política comercial para captar clientes. Por ejemplo, la familia del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol utilizó esta filial para regularizar su patrimonio andorrano.

Según las autoridades estadounidenses, la BPA habría servido para lavar dinero del ruso Andrei Petrov (detenido por presunta corrupción en la localidad turística de Lloret de Mar), el chino Gao Ping (detenido en Madrid acusado de tráfico de seres humanos) y 2.000 millones de dólares en sociedades opacas de la compañía estatal venezolana de petróleo PDVSA. Tres altos directivos de la BPA habrían aceptado sobornos a cambio de este dinero que después entraba en Estados Unidos a través de las oficinas del banco. También habría una conexión con el cartel mexicano del narcotráfico de Sinaloa.