Última hora

Última hora

Tsipras negocia en Bruselas y los 'hombres de negro' inspeccionan en Atenas

“No es un problema griego, es un problema europeo”. Estas han sido las palabras de Alexis Tsipras a su llegada a Bruselas. Las manillas del reloj

Leyendo ahora:

Tsipras negocia en Bruselas y los 'hombres de negro' inspeccionan en Atenas

Tamaño de texto Aa Aa

“No es un problema griego, es un problema europeo”. Estas han sido las palabras de Alexis Tsipras a su llegada a Bruselas.

Las manillas del reloj apremian cada vez más a la precaria tesorería griega y el nuevo primer ministro heleno se ha reunido con los máximos dirigentes de la Unión Europea para intentar desbloquear la situación y llevarse a casa el último tramo del rescate.

“No estoy satisfecho con el desarrollo de las últimas semanas. No creo que hayamos hecho suficientes progresos pero intentaremos dar un empujón para que podamos llegar a una conclusión satisfactoria de los problemas que tenemos que tratar”, decía el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“Soy optimista en cuanto a la voluntad política para encontrar pronto soluciones a nuestros problemas comunes y creo que con voluntad política todo es posible”, decía Tsipras.

Los acreedores de Grecia, los llamados “hombres de negro”, han regresado hoy a Atenas para comprobar el estado de las finanzas griegas. Una misión que pretende que se implementen nuevas reformas económicas imprescindibles para la concesión de la ayuda financiera.

El principal acreedor, Alemania, sigue sin creerse las promesas del Gobierno griego y ha dicho que Atenas podría salir de la eurozona si no se alcanza un acuerdo.