Última hora

Última hora

Carrera electoral muy ajustada para Netanyahu en Israel

Entrevistamos a Tal Schneider, periodista, corresponsal en Israel y también escribe en un blog.

Leyendo ahora:

Carrera electoral muy ajustada para Netanyahu en Israel

Tamaño de texto Aa Aa

Dos años después de las últimas elecciones generales en Israel, los políticos han vuelto a hacer campaña. Los electores vuelven a las urnas después de que se rompiera la coalición de Gobierno del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en diciembre. Cesó a dos ministros que se opusieron a sus políticas, en concreto a un proyecto de ley para que Israel sea el “Estado-nación del pueblo judío”. Los ministros consideraron que este proyecto daba prioridad al carácter judío del país por encima del democrático.

Punto de vista

"Netanyahu ha proyectado en los últimos dos años una imagen distante de la gente. Como si no estuviera interesado por las cuestiones económicas y se centrara solamente en Irán"

Según los sondeos la carrera está muy ajustada. Su partido de centro derecha se enfrenta al bloque sionista de centro izquierda del laborista Herzog y la centrista Livni, que creen que el primer ministro no ha sabido enfrentrase a los problemas económicos y sociales del país. Israel ha sufrido en los últimos años un aumento del coste de la vida y especialmente de la vivienda. Quieren reanudar las conversaciones con los palestinos y reiniciar el proceso de paz en Oriente Medio. Los dos han recorrido el país en busca de votos necesarios para una amplia victoria el 17 de marzo.

Dos semanas antes de las elecciones, el primer ministro, de 65 años, visitó Estados Unidos, invitado por el líder republicano del Congreso. Dijo que el pacto con Irán llevará a una pesadilla nuclear, intentando frenar en Washington el acuerdo de Obama con Irán. Aseguró que es un acuerdo “muy malo” porque aunque se congelase el programa nuclear, a Irán le bastaría un año o menos para reactivarlo y desarrollar armas atómicas. Cuestionó también la eficacia de los inspectores. Defendió un acuerdo mejor como alternativa, aunque no lo concretó.

Vamos a hablar de las próximas elecciones de Israel con Tal Schneider, periodista, corresponsal en Israel y también escribe en un blog. Hace poco más de dos años que se celebraron las últimas elecciones. ¿Cómo se siente la gente al tener que volver a votar otra vez?

Tal Schneider, periodista:
“En Israel estamos acostumbrados a tener elecciones que no se celebran de manera periódica, no es nada nuevo para nosotros. 24 meses es un intervalo muy corto. El Gobierno debe ser más estable y los ciudadanos están molestos porque no es así. Tenemos que ir a las urnas otra vez en muy poco tiempo”.

euronews:
Hay un sentimiento de frustración con la clase política del país. ¿Cuál es la cuestión de la que más hablan los electores?

Schneider:
“Ha habido un aumento del precio de la vivienda y de los productos en los últimos cinco o seis años, todo el mundo habla de eso. No hablan de terrorrismo, ni de Irán. A veces hablan de terrorirmo un poco. Obviamente han pasado ocho meses de una guerra devastadora así que se habla sobre todo de los problemas de seguridad, pero casi no dicen nada de Irán, un punto importante para el primer ministro en su agenda. Pero él no presta mucha atención a los temas que más preocupan a las personas”.

euronews:
Entonces estas cuestiones económicas explican la caída de la popularidad de Benjamín Netanyahu?

Schneider:
“Netanyahu ha proyectado en los últimos dos años una imagen distante de la gente. Como si no estuviera interesado por las cuestiones económicas y se centrara solamente en Irán, que es una gran amenzada, evidentemente, pero no es una amenaza para la vida diaria. Así que al final de la campaña se ha encontrado alejado de las cuestiones que más preocupan a la población como la alimentación, la educación o la salud, como ocurre en cualquier país occidental”.

euronews:
¿Qué nos puede decir de los principales adversarios de Netanyahu, Isaac Herzog y Tzipi Livni, los líderes del bloque de centro izquierda Campo Sionista?. ¿Han dado alguna pista de un diálogo diferente con los palestinos?

Schneider:
“El jefe del Ejecutivo está terminando sus seis años de mandato, en los que no ha impulsado ninguna iniciativa. Incluso después de la guerra en Gaza, donde según los expertos tenía la oportunidad para haber creado algún tipo de acuerdo regional de paz, pero no hizo nada. Por otra parte, Herzog no tiene experiencia a nivel de seguridad del Estado. Ha sido ministro de Asuntos Sociales. Sabemos que en los últimos dos años se reunió con Abu Mazen y estuvieron en Ramala varias veces. Su partido mantiene contactos con el movimiento palestino Al Fatah y preparan planes a nivel económico. Evidentemente esto es lo primero de su agenda y es los más importante para sus votantes. Una de las primeras cosas que Herzog tendría que hacer si gana es arreglar inmediatamente las relaciones entre Israel y la Casa Blanca. Y será quizá la primera llamada que tenga que hacer el próximo martes o miércoles para corregir los errores que se han cometido en los últimos meses y que han sido devastadores”.