Última hora

Última hora

Vanuatu es la viva imagen de la destrucción

Pocas casas en pie, edificios reducidos a escombros. El impacto del paso del ciclón tropical Pam, el viernes, por este archipiélago fue enorme. El

Leyendo ahora:

Vanuatu es la viva imagen de la destrucción

Tamaño de texto Aa Aa

Pocas casas en pie, edificios reducidos a escombros. El impacto del paso del ciclón tropical Pam, el viernes, por este archipiélago fue enorme.

Punto de vista

La gente todavía no se ha recuperado. Están conmocionados con los sentimientos a flor de piel. Nos va a llevar tiempo volver a la normalidad. En este momento, a gente de la República de Vanuatu necesita asistencia humanitaria

El número de víctimas mortales todavía no está confirmado pero diversas fuentes hablan de hasta ocho fallecidos. Las consignas de confinamiento fueron efectivas pero
los daños materiales son de una gran magnitud.

“La gente todavía no se ha recuperado. Están conmocionados con los sentimientos a flor de piel. Nos va a llevar tiempo volver a la normalidad. En este momento, a gente de la República de Vanuatu necesita asistencia humanitaria”, señaló su presidente Baldwin Londsdale desde Sendai (Japón) en dónde ha participado en la Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR).

La República de Vanuatu está formada por 83 islas, algunas muy pequeñas, que habitan unas 270.000 personas.

El ciclón sorprendió a numerosos turistas en el aeropuerto de Port Vila, la capital del país: “Devastación. Este maravilloso destino de cinco estrellas convertido en escombros”. “Pobre gente de Vanuatu, todo arrasado”, comentaban algunos.

Los países más cercanos como Australia, Nueva Zelanda o China, han enviado ayuda humanitaria.

La situación es dantesca pero más allá de la emergencia algunos expertos afirman que el cambio climático influye en la potencia de estos fenómenos.

El ciclón Pam alcanzó la categoría 5, la máxima en la escala de Saffir-Simpson.