Última hora

Última hora

"Suite française", una historia amor basada en hechos reales

Leyendo ahora:

"Suite française", una historia amor basada en hechos reales

Tamaño de texto Aa Aa

Basada en la novela homónima de Irène Némirovsky, “Suite française” nos cuenta la historia de amor que mantuvieron durante la Segunda Guerra Mundial

Basada en la novela homónima de Irène Némirovsky, “Suite française” nos cuenta la historia de amor que mantuvieron durante la Segunda Guerra Mundial una joven francesa y un soldado alemán.

El actor belga Matthias Schoenaerts interpreta el papel del soldado.

“Descubrí el libro tras el leer el guión. Fue el libro el que me convenció realmente. Descubrí a través de los ojos de la escritora las claves para lanzarme a participar en esta aventura”, explica el actor.

“Algunas escenas de la película, como las ejecuciones, fueron difíciles de interpretar, añade. No quiero hacerme el interesante pero lo cierto es que fue complicado rodar esas escenas sabiendo que todo eso ocurrió de verdad. El hecho de que se trate de una historia real ofrece otra dimensión a las cosas. A veces pensaba: vale, esto ocurrió de verdad”.

Irène Némirovsky, la autora del libro en el que se basa la película, murió en Auschwitz en 1942. El manuscrito de la novela fue conservado por sus hijas. Solo se publicó en 2004.

Saul Dibb, el director, reconoce que sintió alguna presión cuando decidió llevar al cine esta historia.

“Creo que sentí una cierta presión no solo porque el libro fue todo un éxito. Irène fue asesinada en terribles circunstancias y no podía decir nada sobre la adaptación de su libro a la gran pantalla. Así que yo tenía una gran responsabilidad, tenía que adaptar al cine algo que había sido real, algo que ella quiso retratar. Tenía que respetar el espíritu con el que ella había descrito las cosas”, explica Dibb.

Kristin Scott Thomas es una de las protagonistas del filme. Puede que esta sea la última vez que la famosa actriz británica se ponga delante de las cámaras. A principios de este año anunció que cambiará el cine por el teatro.

“Trabajo desde hace mucho tiempo. Creo que desde que tengo 24 años. No me da vergüenza decirlo, trabajo desde hace tres décadas. Por eso a veces pienso: ya no puedo seguir esforzándome. Es demasiado. A veces estás harta de ser una persona diferente durante los rodajes. Solo quieres ser tú misma por un tiempo”, asegura la actriz.

“Suite française” ya se encuentra en las salas británicas y antes de este verano llegará al resto de cines europeos.