Última hora

Última hora

El sistema sanitario europeo, a revisión

Los sistemas sanitarios europeos tienen que adaptarse a los cambios en la sociedad. Ese es el mensaje lanzado en la conferencia “Trabajando juntos –

Leyendo ahora:

El sistema sanitario europeo, a revisión

Tamaño de texto Aa Aa

Los sistemas sanitarios europeos tienen que adaptarse a los cambios en la sociedad. Ese es el mensaje lanzado en la conferencia “Trabajando juntos – una hoja de ruta para una asistencia sanitaria sostenible”, que se desarrolló hace unos días en Bruselas.

En 2050, el 37% de la población europea sobrepasará los 60 años. Un envejecimiento que pone en cuestión la sostenibilidad económica de los servicios sanitarios.

Algunas posibles soluciones llegan desde el “European Steering Group”, un organismo que reúne a académicos, miembros de la industria sanitaria y políticos. Un grupo que está presidido por la exministra irlandesa de Sanidad, Mary Harney.

“El statu quo en la asistencia sanitaria ya no es una opción. Si queremos continuar con el servicio sanitario que hay en Europa, que es universal y de alta calidad, tenemos que transformar de una manera radical la forma en que se suministran esos servicios, como intervenimos en una etapa temprana con los pacientes y como hacemos para que tengan un mayor control y gestión de su propia salud”, señala Harney

Cerca de 30 proyectos pilotos, en 21 países diferentes han sido desarrollados por este grupo, que ha trabajado durante un año para recopilar datos e iniciativas. El ‘Libro blanco’, que fue presentado durante la conferencia, contiene sus recomendaciones.

“En Europa tenemos ahora mismo una población envejecida, especialmente en Italia y Alemania, señala el profesor Walter Ricciardi. “Y para este segmento, que suele padecer enfermedades crónicas durante muchos años, debemos reorganizar los servicios, no solo los hospitales sino también en asistencia sobre el terreno y domiciliaria”.

Las enfermedades crónicas son responsables del 86% de las muertes y afectan a más del 80% de la población mayor de 65 años. El asunto tiene relevancia económica ya que representa un gasto sanitario de cerca de 700.000 millones de euros al año.

1’46” Pascale Richetta, Vice President Western Europe & Canad, AbbVie:

“Si tomamos como ejemplo el campo oncológico, está claro que el cáncer ha pasado de tener un pronóstico muy grave a, en muchos casos, ser algo crónico si se trata en una fase temprana. Así que si se hace de este modo, el tratamiento puede minimizar la gravedad de la condición crónica y ayudar a las personas a vivir más tiempo”, asegura Pascale Richetta, vicepresidente del Western Europe & Canad, AbbVie.

En torno a la intervención temprana ha girado un proyecto de investigación que se ha aplicado en Madrid a más de un millón de personas aquejadas de enfermedades traumatológicas. El proyecto tuvo resultados impresionantes.

El profesor Juan Jover trabaja en el Hospital Clínico San Carlos, en España. “Hemos conseguido de reducir en un 40% el número de días de baja de personas que se han visto afectadas recientemente por este problema y los resultados económicos también fueron muy buenos ya que por cada euro invertido, se obtendrá un retorno de 11 euros durante los próximos dos años”.

Promover estilos de vida responsables tendrá un fuerte impacto en la economía, especialmente en países como Reino Unido, donde el 67% de los hombre y el 57% de las mujeres tienen sobrepeso o son obesas. Investigadores de Roma han elaborado un modelo que permite prever las cifras exactas.

“Cuidar el estilo de vida hace que la gente llegue a los 50 años con menos sobrepeso y eso, a su vez, hace que Europa se pueda llegar a ahorrar hasta 100 mil millones de euros de aquí a 2050. Y esto se consigue simplemente a través de cambios en el estilo de vida, sin medicinas u otro tipo de medidas”, apunta Vincenzo Atella, profesor de economía en la Universidad de Roma ‘Tor Vergata’.

La reorganización de la asistencia sanitaria no debería consistir simplemente en un recorte de los servicios, incluso en época de crisis. Ya que, según advierte Vytenis Andriukaitis, comisario europeo de Salud, unas medidas drásticas podrían ser contraproducentes.

“Si hablamos de reformas estructurales, debemos hablar sobre el impacto que pueden tener en la salud pública. No se puede eliminar el acceso a la sanidad con esas reformas estructurales. ¿Qué significa la salud? Es una condición indispensable para el crecimiento económico y el empleo”, asegura Vytenis Andriukaitis

La expresión ‘más vale prevenir que curar’ también es válida desde el punto de vista económico. La receta parece simple. Ahora tiene que ponerse en práctica.