Última hora

Última hora

Crear robots, al alcance de todos

Leyendo ahora:

Crear robots, al alcance de todos

Tamaño de texto Aa Aa

Para la mayoría de la gente construir un robot requiere mucha experiencia y un alto presupuesto. El cómo hacerlo ha estado hasta ahora solo al

Para la mayoría de la gente construir un robot requiere mucha experiencia y un alto presupuesto. El cómo hacerlo ha estado hasta ahora solo al alcance de los laboratorios universitarios o centros de investigación pero muy pronto serán capaces de hacerlo ingenieros y constructores aficionados. Científicos polacos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Cracovia han desarrollado un innovador dispositivo llamado RoboCORE que permite que cualquier persona, desde una pequeña empresa hasta aficionados, puedan crear su propio robot. También proporcionan el software necesario para manejarlo una vez construido.

“La fuerza de este dispositivo radica en el hecho de que puede ser utilizado por cualquier persona que tenga alguna mínima idea en construir robots. El sistema es sencillo, señala Daniel Prusak, profesor en el departamento de robótica de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Cracovia, AGH. “Lo que se puede construir está limitado solo por la imaginación del que lo crea. Podemos construir robots, aparatos de mecatrónica o distintos tipos de máquinas como cajeros automáticos, dispositivos para cambiar dinero, o los que sirven bebidas y preparan cenas, también modelos de dispositivos mecánicos que segregan los componentes o preparan ciertos elementos para las líneas tecnológicas y de producción. Podemos construir robots móviles, que naden, corran, o vuelen. Lo más interesante es que todo lo que puedas imaginar tecnológicamente puede incluirse en nuestras construcciones”, nos dice Daniel.

Aunque RoboCORE contiene tecnología avanzada sus creadores han concebido el sistema tan sencillo como era posible, de manera que es fácil de usar y puede aplicarse a distintos mecanismos. Más allá de una búsqueda de negocio los diseñadores de RoboCORE quieren difundir la robótica entre los usuarios de todo el mundo e iniciar así una difusión de la ciencia. Crear una especie de “garaje o laboratorio de ingenieros tal y como pasó en el campo de la programación de ordenadores en la década de los 70, lo que llevó a la aparición de gigantes de la industria como IBM, Microsoft o Apple.
Ahora nos vamos hasta Australia para ver otro tipo de robot llamado ‘Baxter’. Está compitiendo en un juego contra su creador, el profesor Peter Corke que es fundador del Centro Australiano de robótica, el denominado ACRV. El robot es lo suficientemente inteligente como para competir en un juego llamado ‘Conecta 4’. Baxter es la primera versión experimental de una nueva generación de robots que serán capaces de ver e interactuar con el ambiente que les rodea.

“La forma en la que puedes enseñar a este robot es agarrando su mano, la mueves de un lado a otro, y la pones sobre el objeto en el que estés interesado. Y después le dices que es un widget. Entonces le agarras la mano y dices: esto es otro widget. El menú es muy sencillo. Le puedes decir: agarralo y ponlo encima del otro”, nos cuenta el profesor Peter Corke, de la universidad de Tecnología de Queensland.

Baxter “ve” el tablero y decide cuál debe de ser el siguiente movimiento. También es capaz de recoger pimientos de las macetas. Las identifica y decide que parte de la planta es el pimiento y tiene que ser recogido. En otras palabras, es capaz, según su creador, de tomar una imagen del mundo e interpretar lo que hay en él. Ha sido desarrollado para apoyar a la industria creando una mano de obra mecanizada más barata, pero un día estos pequeños robots podrían ser nuestros compañeros, nuestros amigos y eso sería muy útil para la gente que se siente sola, o que necesita a un conductor, alguien que les lleve a dar un paseo.