Última hora

Última hora

Hallada una de las cajas negras del Airbus 320 siniestrado en Francia

Leyendo ahora:

Hallada una de las cajas negras del Airbus 320 siniestrado en Francia

Tamaño de texto Aa Aa

Francia vive su peor tragedia aérea desde 1981. Los equipos de rescate, entre los que hay más de quinientos trabajadores, están intentando recuperar los restos del avión que ha caído en una región de los Alpes al sudeste del país y los cuerpos de las 150 personas que viajaban a bordo.

El siniestro ha tenido lugar en una zona montañosa de difícil acceso por lo que un alto responsable de la Gendarmería ha indicado que se podría tardar varios días en encontrar a las víctimas. Según el primer ministro francés Manuel Valls, un helicóptero ha podido aterrizar en el lugar del suceso y no ha encontrado supervivientes. Además ha sido hallada una de las cajas negras.

El Airbus 320 había despegado poco antes de las diez de la mañana desde el aeropuerto de Barcelona rumbo a la ciudad alemana de Dusseldorf. Alrededor de una hora después se estrelló entre las localidades de Barcelonette y Digne después de caer desde los 11.000 metros en tan solo ocho minutos. Los controladores aéreos emitieron una señal de socorro después de que el aparato desapareciera de sus pantallas.

El vuelo 4U 9525 estaba operado por Germanwings, la filial de bajo coste de la alemana Lufhtansa. El Airbus tenía 24 años y le quedaba uno más de servicio. La víspera del accidente había sido examinado y la última revisión a fondo databa del verano de 2013. El piloto contaba con diez años de experiencia y 6.000 horas de vuelo.

La mayoría de víctimas eran de nacionalidad alemana. Según Germanwings podrían ser 67 aunque la cifra podría variar. Entre ellos están 16 alumnos y dos profesores de un colegio germano que habían estado de intercambio en otro de la localidad catalana de Llinars del Vallés. Además el ministro de Exteriores belga ha confirmado que había un ciudadano de este país. En la lista de pasajeros estaban inscritos 45 de apellido español.

Al lugar se ha trasladado personal de organismo francés de Investigación de Accidentes y de su homólogo alemán además de técnicos de Airbus para esclarecer las causas del siniestro. Desde el primer momento los investigadores han apuntado a la hipótesis de un fallo del avión ya que las condiciones meteorológicas en el momento del accidente eran buenas.