Última hora

Última hora

Encontrada una de las cajas negras del vuelo Barcelona-Dusseldorf de Germanwings

¿Por qué el avión de Germanwings se estrelló sobre los Alpes sin enviar ninguna señal de alarma? La respuesta a esta y otras preguntas sobre el

Leyendo ahora:

Encontrada una de las cajas negras del vuelo Barcelona-Dusseldorf de Germanwings

Tamaño de texto Aa Aa

¿Por qué el avión de Germanwings se estrelló sobre los Alpes sin enviar ninguna señal de alarma?

Punto de vista

Entramos en la fase de investigación judicial que va a ser larga, porque hay que llevarla a cabo con meticulosidad, para encontrar los cadáveres. Esto va a permitir la identificación de los cuerpos y poder entregarlos a las familias

La respuesta a esta y otras preguntas sobre el accidente puede estar en la caja negra- una de las dos que lleva el aparato- que ya ha sido localizada. Los equipos de rescate suspendieron anoche las tareas por falta de luz. La misión es recuperar cuerpos ya que se da por seguro que no hay supervivientes.

Pierre Henry Brandet, portavoz del ministerio del Interior francés:

“ Entramos en la fase de investigación judicial que va a ser larga, porque hay que llevarla a cabo con meticulosidad, para encontrar los cadáveres. Esto va a permitir la identificación de los cuerpos y poder entregarlos a las familias. Y, por supuesto, encontrar todos los indicios y elementos que permitan hacer avanzar la investigación”

A bordo del vuelo Barcelona-Dusseldorf de la compañía de bajo coste de Lufthansa, viajaban 150 personas. 144 pasajeros- 45 con apellido español y 67 alemanes- más 6 miembros de la tripulación. El Airbus A320 despegó del Prat con casi media hora de retraso tras una revisión que, según la compañía, no tiene ninguna relación con el accidente.

Tras poco más de media hora de vuelo, el aparato comenzó a perder altitud sin salirse de su ruta, de manera progresiva y sin emitir ninguna alerta. El transpondedor manual tampoco de activó. El brusco descenso duró en torno a 8 minutos, después el avión desapareció de los radares.

Tras el siniestro, Germanwings decidió anular el martes una treintena de vuelos después de que algunos miembros de las tripulaciones comunicaran que no se sentían en condiciones de volar.