Última hora

Última hora

Guía para no perderse en el conflicto de Yemen

Yemen da pasos acelerados hacia la desmembración. Los conflictos de hoy vienen rodados desde hace años. La unión de Yemen del Sur y Yemen del Norte

Leyendo ahora:

Guía para no perderse en el conflicto de Yemen

Tamaño de texto Aa Aa

Yemen da pasos acelerados hacia la desmembración. Los conflictos de hoy vienen rodados desde hace años. La unión de Yemen del Sur y Yemen del Norte en 1990 no ha arraigado. Ahora, en plena deriva y con el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi en paradero desconocido, el Gobierno del presidente yemení, lanzó una llamada de socorro a los países árabes: necesitan una intervención militar para frenar al movimiento chií de los hutíes. Algo a lo que los países árabes ponen más que reparos. Para algunos analistas sería el campo de batalla de una nada guerra fría entre Irán y Arabia Saudí.

La violencia desatada en Yemen mezcla pugna tribales, regionales y sectarias dentro del país para crear un complejo conflicto que amenaza contagiarse al vecino gigante petrolero, Arabia Saudí y a su principal rival regional, Irán.



Principales facciones en conflicto

Los hutíes o Partidarios de Alá

Se arrogan no solo la representación del clan zaidí, un tercio de los 25 millones de yemeníes, sino incluso la de toda una ciudadanía disconforme con las medidas gubernamentales de eliminación de subsidios y aumento de impuestos. Han sido los que mejor han sabido explotar la inestabilidad interna a su favor según el madrileño Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria.

El grupo comenzó como un movimiento juvenil, Juventud Creyente, creado en 1992 para apoyar los derechos del grupo islámico zaidí chií. Combatieron el estado de 2003 a 2009 y, más recientemente, izaron la bandera de una revolución nacional, que les llevó a conquistar la capital. El gobierno tuvo que huir a Adén. Los hutíes son aliados de Irán, que ha entrenado, armado y financiado el grupo. Los hutíes niegan el apoyo iraní.

El presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi

Fue elegido en 2012 para llevar Yemen hacia un régimen democrático. Bajo la presión militar de los insurgentes hutíes huyó de la capital, Saná, hasta el sur, dimitió y se estableció en Adén el pasado 21 de febrero. Se retractó de su dimisión y anunció que continuaba siendo el presidente legítimo del país. El 25 de marzo estaba en paradero desconocido. Los hutíes ofrecieron una recompensa por su captura del equivalente a unos 90.000 euros.

Ali Abdullah Saleh

Treinta años en el poder. Saleh fué presidente de Yémen del Norte desde 1978 y del estado unificado con el Sur desde 1990. Una rebelión popular le obligó a irse del poder en 2012 a lo que se resistió varios meses durante los que se desató una ola de violencia que llegó a alcanzarle en forma de bomba en el palacio presidencial en Saná que le hirió. Acabó por dimitir e irse a Estados Unidos. Dijo tramitar visados para instalarse en Etiopía. No ha abandonado su intención de volver al poder.

Al Qaeda en la Península Arábiga

Al Qaeda en la Península Arábiga es uno de los grupos terroristas vinculados a Al Qaeda más sólidos y resistentes. Según un informe del analista Jesús Alonso Blanco, publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos la turbulenta política de Yemen facilitó el establecimiento de combatientes que volvían de Afganistán, fuertemente ideologizados y con contactos trasnacionales.
Lo que podría haberse mantenido como una amenaza
local, amplió su campo de acción, primero a toda la Península Arábiga, y luego a África y occidente. El pragmatismo de sus líderes, unido a una atractiva política de comunicación, lo han convertido en un referente mundial de la yihad, captando miembros en el mundo árabe y en occidente.

Es posiblemente, el activo más sólido de Al Qaeda en su guerra mundial. Se atribuyó el atentado contra la revista satírica francesa Charlie Hebdó.

Puntos clave del conflicto yemení

Sectarismo

Los zaidíes son una rama del chiísmo que predomina en el norte de Yémen, mientras la suní Shafi Islam es la rama islámica mayoritaria en el sur y en el este de Yemen. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en Siria e Irak, los seguidores de las dos ramas rezan juntos en las mismas mezquitas y han coexistido pacíficamente durante siglos. Hasta ahora.

Seguridad marítima

La amenaza de guerra ha aumentado los temores sobre la seguridad de los suministros de petróleo a través de la ruta de navegación de Bab al-Mandeb, una auténtica ruta de la energía que resulta vital para Europa, Asia y Estados Unidos. Da cauce a unos 3,4 millones de barriles de petróleo diarios, según el organismo de Administración de Energía de Estados Unidos.

Militancia islámica y Al Qaeda

Yemen es la base de Al Qaeda en la Península Arábiga, una de las ramas más ambiciosas de la red islamista. Se ha apoderado de parte del sur y del este del país. Tiene mucho que ganar si las fuerzas armadas de Yemen siguen divididas y dejan de combatirla.

Crisis humanitaria

La erosión y práctica desapición del gobierno central podría empeorar aún más la profunda pobreza ya crónica y la falta de desarrollo en Yemen. Arabia Saudi ha suspendido la mayor parte de su ayuda financiera a Yemen. No quiere que los hutíes administren esos fondos. Los enfrentamientos han obligado a convertirse en desplazados a alrededor de 100.000 personas en 2014, según las Naciones Unidas.



Yemen: datos básicos

Población: 24.4 millones (2013)

PIB: 32.8 mil millones € (2013)

PIB per capita: 1257 €

Superficie: 527.968 kilómetros cuadrados

Esperanza de vida: 63 años

Fuentes: UN, Banco Mundial

Índice de corrupción de Transparencia Internacional: 161 (de 171 estados)

Índice de libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras: 167 (de 180)