Última hora

Última hora

Los medios y la caída del Airbus: insuficiencias y excesos

Leyendo ahora:

Los medios y la caída del Airbus: insuficiencias y excesos

Tamaño de texto Aa Aa

Los mil quinientos habitantes de Seyne-les Alpes nunca olvidarán este 24 de marzo. El pueblecito de los alpes de Alta Provenza ha visto cómo después de la caída del Airbus en las montañas vecinas han desembarcado centenares de policías, bomberos, socorristas, funcionarios y una masa de periodistas que ronda los mil quinientos llegados desde todas las partes del mundo. Un despliegue mediático extraordinario a la altura de lo sucedido, pero no siempre de la profesión y que los lugareños comprenden, a menudo, con resignación.

Una vecina nos dice: “Para mi ver incluso solo a 150 personas ya es suficiente y el hecho de que haya tantos periodistas … en fín mejor no decir nada es algo que me perturba”.

Un vecino explicó: “Cada vez que hay muertos ahí están los medios, están ahí para eso, y le digo más: eso no pasa si ha habido una catástrofe y alguien ha salvado a alguien y ha hecho algo bien, así es como es, es la sociedad la que es así”.

Si las cadenas informativas 24 horas francesas se han visto soprepasadas por otras en su caza de la noticia a menudo bordeando la indignidad, los medios extranjeros han seguido normas muy estrictas y un respeto absoluto a las familias.

La misma autocontención entre las decenas de enviados especiales españoles. El mayor despliegue mediático fuera de España que se recuerda.

Pero no hay puertas para el campo. Mientras que en Alemania muchos medios no han publicado el nombre del copiloto o han difuminado su foto en algunos periódicos de Hispanoamerica han intentado incluso encontrar a su novia. Sin duda se ha convertido ahora en deseado pasto de programas escándalo.