Última hora

Última hora

El Reino Unido ante unas legislativas impredecibles

Impredecibles: es la opinión unánime sobre las elecciones legislativas que se celebran dentro de un mes en el Reino Unido. Solo se perfilan dos

Leyendo ahora:

El Reino Unido ante unas legislativas impredecibles

Tamaño de texto Aa Aa

Impredecibles: es la opinión unánime sobre las elecciones legislativas que se celebran dentro de un mes en el Reino Unido. Solo se perfilan dos certezas: el puesto de primer ministro se juega entre el jefe del Gobierno saliente, David Cameron, y el líder de la oposición, el laborista Ed Miliband.
Y la segunda certeza es la desaparición del bipartidismo, ya que todo indica que ni los conservadores ni los laboristas conseguirán la mayoría absoluta, por tanto necesitarán recurrir a alianzas con una o varias pequeñas formaciones. La economía, el sistema sanitario, la inmigración y Europa son los principales temas en este principio de campaña.

David Cameron, a quien los sondeos otorgan un 34% de intenciones de voto como promedio, pide un segundo mandato para acabar el trabajo iniciado apoyándose en el crecimiento récord y en el descenso del paro, que está por debajo del 6%. Ahora promete dos millones de empleos en cinco años.

David Cameron. Primer ministro británico saliente:
“No les estamos pidiendo que crean en determinadas previsiones, les pedimos que crean en la posibilidad de crear mil puestos de trabajo al día. Si seguimos nuestro plan de mantener los impuestos bajos, para hacer del Reino Unido un lugar atractivo para invertir, si seguimos invirtiendo en formación profesional y construyendo grandes proyectos de infraestructura como Crossrail, podremos crear esos puestos de trabajo.”

Le sigue de cerca Ed Miliband. El laborista destaca los daños colaterales tras cinco años de austeridad conservadora: aumento de la desigualdad y empobrecimiento de la clase media.

Ed Miliband. Líder de la oposición laborista:
“David Cameron trató y no pudo defender una economía que está bloqueando a la mayoría de los trabajadores y deteriorando el Servicio Nacional de Salud. Lo que me he propuesto es lograr una recuperación que vaya más allá de la city de Londresg, y rescatar nuestra sistema sanitario basándome en el principio de que sólo cuando los trabajadores están bien, el Reino Unido va bien.”

Muestra de ese cambio en el tablero político es el auge del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) del eurodiputado Nigel Farage, que ha conseguido que los conservadores radicalicen su discurso sobre la inmigración y sobre Europa. Hasta el punto de que David Cameron ha tenido que prometer un referéndum sobre la Unión Europea en caso de victoria.

Nigel Farage. Líder del UKIP:
“Dejé claro que si el 7 de mayo nos encontramos en el puesto indicado, el referéndum será uno de los asuntos claves, pero eso no significa que será el único.”

Más a largo plazo se perfila un segundo referéndum en Escocia, ya que tras perder una primera ocasión histórica el pasado septiembre, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) no renuncia a la independencia. Con el ascenso de los nacionalistas, los analistas ven el futuro del Reino Unido como un “quasi Estado federal”.