Última hora

Última hora

Italia, condenada por las violentas protestas en 2001

El tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Italia por los abusos que cometieron las fuerzas del orden y por no incluir en su legislación la tortura como delito.

Leyendo ahora:

Italia, condenada por las violentas protestas en 2001

Tamaño de texto Aa Aa

El tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Italia por los abusos que cometieron las fuerzas del orden durante las manifestaciones que se celebraron en 2001 con motivo de la cumbre del G8 en Génova. En estas protestas antigloblalización había también españoles. Hubo manifestaciones pacíficas y actos violentos con numerosos heridos y un muerto. Una violenta redada nocturna tuvo lugar en la escuela Díaz, donde pernoctaban algunos de los manifestantes.

Los jueces han dado la razón de Arnaldo Cestaro, que tenía 61 años en ese momento y sufrió los golpes de los policías. Según el veredicto, Italia tendrá que pagar 45.000 euros a Cestaro por daños morales. Y los jueces también han condenado a Italia porque en su legislación nacional la tortura no constituye delito, por lo que las condenas han sido menores.

La propuesta para introducir el delito de tortura en el Código Penal italiano sigue siendo objeto de debate desde hace casi dos años en el Parlamento del país.