Última hora

Última hora

Konstantinos Filis, profesor: “La idea es demostrar que Rusia puede ser útil”

Entrevistamos a Konstantinos Filis, profesor de Relaciones Internacionales, para hablar de las relaciones entre Grecia y Rusia.

Leyendo ahora:

Konstantinos Filis, profesor: “La idea es demostrar que Rusia puede ser útil”

Tamaño de texto Aa Aa

Bruselas está muy pendiente de Moscú y especialmente de esta primera reunión entre el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente ruso, Vladímir Putin. Grecia quiere reforzar las relaciones con Rusia y busca beneficios financieros. Los europeos han avisado a los griegos de las consecuencias. ¿Podrá Grecia allanar un camino de oportundiades fuera de la Unión Europea sin ser aislada en un momento muy crítico para su propia supervivencia?. Las respuestas, a continuación. Hemos hablado con el profesor Konstantinos Filis que nos ha explicado las intenciones del Gobierno griego, los riesgos y las posibles consecuencias.

Punto de vista

Grecia intentará formar un bloque europeo común formado por Estados miembros que comparten las mismas posiciones y tienen prioridades similares

La visita estaba programa para el mes de mayo pero se ha adelantado un mes. Aunque los contactos entre las dos partes comenzaron antes. El primer viaje oficial del ministro griego de Exteriores fue a Moscú en febrero. En esta ocasión el encuentro entre los dos líderes se produce la víspera de la fecha prevista para el pago por parte de Grecia al Fondo Monetario Internacional de 450 millones de euros como parte de la ayuda recibida. Alexis Tsipras volverá a Moscú el 9 de mayo, Día de la Victoria rusa sobre la Alemania nazi.

Conectamos con Atenas para hablar con el profesor de Relaciones Internacionales Konstantinos Filis.

Efi Kutsokosta, euronews:
¿Qué espera Grecia de esta visita?

Konstantinos Filis, profesor:
“Los europeos pretenden que Grecia ponga límites a sus relaciones con Rusia pero de hecho hay grandes Estados europeos que se han esforzado por cuidar sus relaciones con Moscú en beneficio de sus propios intereses nacionales. Por otra parte Grecia no debería relacionar el refuerzo de sus vínculos con Rusia con las negociaciones que está manteniendo con sus acreedores por dos razones: primero porque de esta manera se enviaría un mal mensaje a sus socios europeos, dando a entender que si no se satisfacen sus peticiones ellos pueden recurrir a otras personas. Segundo, Rusia no debe considerarse como una alternativa seria para Grecia sino como una opción complementaria y siempre existe el riego de que se envíe una señal equivocada a terceros países”.

euronews:
Martin Schulz pidió al Gobierno griego que no pusiera en riesgo la posición común de la UE en relación a las sanciones contra Rusia. Sin embargo Alexis Tsipras hizo unas declaraciones en la agencia rusa de noticias con un tono completamente diferente. ¿No es peligroso?

Filis:
“Creo que Atenas no se distancia de la posición común de la UE si esto va a provocar que se aisle. Intentará formar un bloque europeo común formado por Estados miembros que comparten las mismas posiciones y tienen prioridades similares como Italia, Austria, Eslovaquia, Chipre y Hungría, incluso si Hungría tiene un liderazgo especial. Y Grecia tiene que tener cuidado para no seguir su ejemplo. La idea es demostrar que Rusia puede ser útil y sobre estas bases poder construir una posición europea única”.

euronews:
El ministro griego de Exteriores firmó una declaración común en Hungría para apoyar el proyecto del gasoducto que pasa por Turquía. ¿Esto no significa que algunos Estados miembros tienen una posición diferente en un momento en el que la UE está intentando acelerar la unión energética y pretende ser menos dependiente del gas ruso?

Filis:
“En lo que se refiere a la participación de Grecia en este proyecto, hay unas condiciones específicas que son esenciales y que hay que cumplir para su ejecución. Primero los países afectados por el gasoducto que Rusia canceló (South Stream), como Austria e Italia deberán involucrarse con este proyecto. Segundo, hay que encontrar empresas interesadas ya que Rusia quiere enviar el gas hasta las fronteras de Grecia y Turquía pero sin tener otro tipo de participación después para evitar implicaciones legales. Y hay que asegurar también una posición común europea o al menos tener un consenso mínimo de Bruselas para apoyar este proyecto. Porque si no hay apoyo de Bruselas como ocurrió en el caso del gasoducto cancelado por Rusia, que pretendía llevar gas al sur de Europa, entonces el proyecto puede verse perjudicado”.