Última hora

Última hora

Ingeniería aplicada a la rehabilitación tras un infarto

Leyendo ahora:

Ingeniería aplicada a la rehabilitación tras un infarto

Tamaño de texto Aa Aa

Hace unos años sendos infartos cerebrales cambiaron la vida de Rita y Steve. La ciencia trabaja ahora para minimizar los efectos en sus actividades

Hace unos años sendos infartos cerebrales cambiaron la vida de Rita y Steve. La ciencia trabaja ahora para minimizar los efectos en sus actividades diarias.

Punto de vista

La apraxia, deterioro mental que imposibilita la realización de secuencias ordenadas de movimientos, dificulta al paciente llevar una vida independiente.

Rita Upton tuvo un infarto y hoy participa como voluntaria en este proyecto:

“Estuve en silla de ruedas durante 4 ó 5 meses. Luego tuve rehabilitación y empecé a caminar con una andadera y después con un bastón. Cuando los fisioterapeutas me recomendaron que caminara con bastón, me dije que nada me iba a detener.”

Stephen Wright es otro “superviviente”. El infarto le ha afectado sobretodo a nivel físico:

“El infarto me ha afectado solo físicamente. Mi cerebro funciona bien, tan rápido como siempre. Siempre tuve una mente ágil y la sigo teniendo. Pero ahora me cuesta mucho coordinar mis movimientos.”

La apraxia es un trastorno neurológico que aparece con frecuencia tras sufrir un accidente cerebrovascular. Este deterioro mental imposibilita la realización de secuencias ordenadas de movimientos y dificulta al paciente llevar una vida independiente en su hogar.

Gary Randall de la Associación Stroke es especialista en Psicología cognitiva:

“La discapacidad tiene que ver con errores en las secuencias. La tendencia es hacer las cosas en orden equivocado. Por ejemplo, un paciente que tiene en la mano una bolsita de té, va a ponerla en el azucarero, en vez de en la taza que se supone que debería usar. Después cuando va a servirse otro té, observamos que repite el mismo error.”

Los investigadores han diseñado un sistema de rehabilitación personalizada con objetos cotidianos inteligentes conectados a una pantalla que identifica los errores, ayudando a los pacientes a detectarlos y a superarlos. El objetivo principal es que puedan realizar las tareas de rehabilitación en su propia casa.

“Las pruebas experimentales prosigue Randall demuestran que los pacientes llegan a cometer menos errores y pueden ser más rápidos en la realización de sus rutinas diarias.”

“Y dónde toda esta tecnología fue parcialmente desarrollada?”

Enmarcado en el proyecto europeo Cog Watch que coordina la Universidad de Birmingham, los investigadores han diseñado un sistema que proporciona rehabilitación cognitiva.

Los objetos tienen sensores para un control interactivo de los movimientos. La información se envía de forma inalámbrica a un dispositivo para la supervisión médica de los datos.

Martin Russell trabaja como ingeniero en la Universidad de Birmingham:

“Al levantar la jarra eléctrica, los sensores dejan de ejercer presión sobre la mesa, enviando esta información. La señal del acelerómetro indica que la jarra está en movimiento. Al acercar la jarra a la taza, el movimiento se refleja en las señales del acelerómetro. Y cuando inclino el jarrillo para servir la leche, se obtiene igualmente una señal característica del acelerómetro que indica la inclinación.”

El sistema incluye un cepillo de dientes inteligente. Este proyecto investiga también aplicaciones para enfermos de Alzheimer o con una lesión cerebral traumática.

Los prototipos podrían comercializarse en unos años para complementar las sesiones de rehabilitación.

El psicólogo Alan Wing, es el coordinador del proyecto CogWatch en la Universidad de Birmingham:

“En general, los fisioterapeutas no se desplazan. Con este sistema, el paciente puede entrenarse en su casa y el médico supervisar y controlar lo que hace. Esto ayudará a los fisioterapeutas, pero no los reemplazará.”

Rita Upton asegura que lo más importante es conservar una actitud positiva:

“Lo importante es lo que uno puede hacer, no lo que no puede hacer. Y además, si no eres capaz de hacer algo un día, simplemente lo intentas de nuevo al día siguiente! “