Última hora

Última hora

La respuesta de la UE a los refugiados

Esta semana tenemos una edición especial en U-Talk. Muchos de ustedes han respondido a nuestro programa Reporter dedicado a la dramática situación de

Leyendo ahora:

La respuesta de la UE a los refugiados

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana tenemos una edición especial en U-Talk. Muchos de ustedes han respondido a nuestro programa Reporter dedicado a la dramática situación de los inmigrantes en Calais, en el norte de Francia. Nunca ha habido tantas personas huyendo de las dictaduras y la guerra y buscando un refugio en una Europa acusada de laxitud e impotencia.

Aquí están algunas de sus cuestiones, como la de Samir que pregunta “¿qué hace la Unión Europea para gestionar estos flujos migratorios?”; o Claude que dice “¿tiene Europa los medios necesarios para atender a estos refugiados?”

Las respuestas las tiene Valérie Gauriat, periodista de euronews y corresponsal en diferentes conflictos:

“El problema de la Unión Europea es que está buscando desesperadamente una política común de inmigración. Hay muchas medidas pero con frecuencia no son vinculantes. La cooperación en las fronteras exteriores europeas la gestiona una agencia llamada FRONTEX con un amplio dispositivo de seguridad muy controvertido.

No solamente ha aumentado drásticamente el número de inmigrantes irregulares con el incremento de los conflictos, sino que cada vez han tomado riesgos mayores. Por otro lado, el sistema de asilo europeo tropieza con las Convenciones de Dublín, según las cuales un inmigrante debe pedir asilo en el primer país de acogida, y si va a otro puede ser devuelto al país al que llegó.

Así que todos se están culpando mutuamente y miles de personas pasan meses o años en la clandestinidad y la pobreza. Conseguir un visado regular es una verdadera odisea y a veces conlleva mucho tiempo. Y cuando se está huyendo de una guerra o una dictadura, encontrar un refugio seguro es una emergencia.

En cuanto a la capacidad comunitaria para recibir inmigrantes, Europa está envejeciendo y algunos países necesitan trabajadores. Es también una cuestión de distribución de los refugiados, muy desigual entre unos países y otros. Y no todos ellos quieren quedarse.

Permítannos señalar que son los países desarrollados los que reciben al 80% de los refugiados de todo el mundo. Finalmente, también está la responsabilidad de la Unión Europea con las víctimas de conflictos y regímenes que ha apoyado con frecuencia.”