Última hora

Última hora

La Iniciativa Ciudadana Europea decepciona a algunas organizaciones

El objetivo era dar más voz a los ciudadanos en Europa para que pudieran influir en el proceso legislativo. Para eso se necesitan 1 millón de firmas

Leyendo ahora:

La Iniciativa Ciudadana Europea decepciona a algunas organizaciones

Tamaño de texto Aa Aa

El objetivo era dar más voz a los ciudadanos en Europa para que pudieran influir en el proceso legislativo. Para eso se necesitan 1 millón de firmas de ciudadanos de al menos una cuarta parte de los Estados de la UE. Pero tres años después de su creación, la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) deja bastante que desear, según las organizaciones que se han reunido en el Comité Económico y Social.

“El proceso es sí es bastante pesado, hay una gran cantidad de requisitos legales. Cada Estado miembro pide información diferente a sus ciudadanos para que firmen la iniciativa así que es como tener 28 campañas paralelas en lugar de una campaña europea”, ha dicho Sophie von Hatzfeldt, responsable de la organización Democracia Internacional.

51 iniciativas se han recibido en los últimos tres años. Solamente unas pocas han alcanzado el umbral del millón de firmas pero no han conseguido cambiar la legislación, otras siguen recogiendo apoyos, han sido rechazadas o retiradas por los organizadores. La iniciativa “Stop vivisection”, para la protección de los animales utilizados para fines científicos, será la próxima en ser examinada. Todo un reto para su organizador, Adriano Varrica: “Se trata de comprender si lo que queremos es una herramienta de participación directa de los ciudadanos o una herramienta para que se involucren en el debate político”.

“Estamos muy pendientes de las iniciativas de los ciudadanos e intentamos cambiar en la medida de lo posible las reglas que no satisfacen a los europeos. Pero la Comisión no tiene ninguna obligación de adoptar medidas legislativas”, ha explicado Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario tiene tres meses para examinar la iniciativa y decidir la manera de actuar pero se ha comprometido a trabajar más para desarrollar este instrumento y ampliar los plazos si es necesario.